Avon
Avon (Suministrada)

Avon nació para empoderar a las mujeres y revolucionar el campo de la belleza y el cuidado personal. La historia de esta empresa comienza en 1886, cuando las mujeres no podían votar ni trabajar, solo dedicarse a las tareas del hogar. A esas casas llegaba David H. McConnell, un vendedor ambulante de libros que les regalaba muestras de fragancias a sus clientas.

McConnell notó que ellas se emocionaban con las fragancias. De ahí, decidió reclutarlas como representantes de ventas para darles la oportunidad de trabajar y de tener independencia económica. Así, desde una pequeña oficina en Nueva York, nació esta empresa que lleva más de 130 años creando espacios de trabajo y experiencias de consumo para las mujeres, y que cuenta con miles de representantes de ventas en Estados Unidos, Canadá y Puerto Rico.

Evolución que se ajusta al presente

En todo este tiempo, Avon ha visto un sinnúmero de cambios y avances. Y es que lo que comenzó como una empresa de belleza y fragancias, hoy –a través de un catálogo– es una tienda completa que ofrece a sus clientes productos para el cuidado personal, ropa, accesorios, productos de limpieza para el hogar y más. Añadir productos y marcas no ha sido lo único, pues con la pandemia por COVID-19, añadieron más tecnologías para facilitar el proceso de compras.

“Ahora tenemos los catálogos digitalizados en una nueva plataforma que permite que los clientes puedan verlos desde sus celulares o computadoras de una forma más ágil y fácil. Están en una nube, donde no les ocupa espacio a las representantes de ventas en su teléfono ni en su computadora, y lo pueden compartir con sus clientes por mensajes de texto, WhatsApp o redes sociales. Lo bueno también, a nivel interno, es que nosotros podemos ver en qué páginas se detuvieron, cuántas personas vieron el folleto y obtener datos de los catálogos”, explicó Liza Maldonado, gerente general de Avon Puerto Rico.

De esta manera, los clientes pueden hacer sus compras sin ningún tipo de contacto y sin salir de la comodidad de su hogar. Desde su celular, la persona le puede indicar a la representante de ventas los productos que necesita. Esta, a su vez, procesa la orden y luego la entrega en el hogar del cliente.

“Añadimos una aplicación exclusiva, AvonNow, para que las representantes puedan procesar la orden en su celular. Desde el lugar que estén, ya sea en una cita médica, pueden someter la orden. Con esto nos hemos movido a tener más herramientas digitales”, dijo Maldonado.

Para las personas que quieran comprar en Avon y no conozcan a alguna representante, también hay opciones.

“Para el público general que quiera hacer una orden, tenemos un website donde pueden encontrar una o varias representantes cercanas, se llama MiRepresentante Avon.com”, agregó Loredana Hernández, gerente digital de Avon Puerto Rico. También pueden visitar el portal web PR.Avon.com.

Otro gran paso hacia la innovación, mencionó Maldonado, fue unirse a LG Corporation, empresa coreana reconocida por la fabricación de electrónicos y teléfonos móviles, que, dentro del grupo, tiene a LGH&H (LG Household & Healthcare), compañía líder en productos de belleza en Corea, que ha aportado grandes beneficios a los productos de Avon.

“El año pasado nos compró LG H&H; este ha sido un año de transformación. Como LG H&H es una empresa líder en el área de belleza en Corea, ahora tenemos marcas nuevas con tecnología coreana y más ingredientes naturales. Así que tenemos productos de mayor innovación, fórmulas únicas y excelente calidad”, indicó Maldonado.

Los productos favoritos de las boricuas

En el 2021, Avon cumplirá 67 años en la isla. Tiempo suficiente para conocer cuáles son los artículos que no pueden faltar en los hogares del país.

De acuerdo con Rosayme Cortés, representante de ventas de Avon, cada categoría tiene favoritos del público. Por ejemplo, en el área de maquillaje, los más solicitados son los eyeliners; en cuidado para la piel, las cremas y sueros de la marca Anew son un ícono; en aseo personal, los desodorantes y las cremas para los pies. Y este año —que obligó a muchos a pasar más tiempo en casa— también se han movido mucho los productos de limpieza del hogar.

“Antes de la pandemia, yo vendía bastante bien. Pero para nuestro beneficio, cuando entraron los productos de limpieza del hogar, mi venta se duplicó, porque tenemos de todo”, contó Ada Caraballo, representante de ventas de Avon. “Las clientas no solo compran belleza, sino que, en un solo lugar, consiguen todo lo que necesitan sin salir de su hogar. Para mí fue una ventaja porque los clientes confían en que le brindamos lo mejor”.

Caraballo reconoció que las redes sociales le han facilitado el trabajo, pues antes solo vendía productos a sus vecinos, amigos y familiares; ahora la contacta un público nuevo.

“Tengo clientes de todas las edades; tanto familiares como personas que no conozco. Con los nuevos catálogos, es más fácil responderles a los clientes”, aseguró la vendedora.

Las personas interesadas en convertirse en representante de ventas de Avon, pueden acceder a SiAvonPR.com y entrar su información para comenzar a emprender con el apoyo de esta compañía.

💬Ver comentarios