Doctor Carlos Rivera Lluveras, psicólogo clínico y forense
Doctor Carlos Rivera Lluveras, psicólogo clínico y forense (BrandStudio)

“La naloxona es un medicamento que está diseñado para salvar vidas”. Así describió el psicólogo clínico y forense Carlos Rivera Lluveras el medicamento que se utiliza para revertir los efectos de los opioides. Y es que este fármaco se administra a una persona que experimenta una sobredosis de estas sustancias.

“La naloxona es un antagonista de los opioides que lo que quiere decir es que revierte todos los efectos que tienen en sí los opioides”, dijo Rivera Lluveras, quien también forma parte del Proyecto Overdose Data to Action del Departamento de Salud. Explicó, además, que este tratamiento no está diseñado para detener los efectos de otras sustancias como la cocaína, tranquilizantes o sedantes.

“Los opioides son una sustancia analgésica que tiene la capacidad de deprimir el sistema nervioso central al punto de que deja de llegar información del cerebro al resto del cuerpo para continuar funcionando órganos vitales como puede ser el proceso de respiración”, aseveró, por su parte, Luis Román, psicólogo clínico y quien forma parte de la entidad Intercambios Puerto Rico.

Por lo tanto, la naloxona, según Román, neutraliza los efectos que provocan los opioides en el cerebro y en el sistema nervioso. “La naloxona lo que hace es que retira el opioide de ese receptor en el cerebro y ocupa ese espacio “, dijo.

Por su parte, Rivera Lluveras señaló que cuando una persona experimenta una sobredosis por el consumo de opioides, se debe llamar al Sistema de Emergencias 9-1-1 antes de administrar la naloxona. “La clave en todo esto es que cuando vamos a manejar una sobredosis no podemos tampoco olvidarnos de que tenemos que hacer la llamada al 9-1-1″, comentó. Expuso que, una vez se llama al 9-1-1, de tener la naloxona, se puede administrar el fármaco a la persona que experimenta la sobredosis por opioides.

Agregó que resulta necesario llamar al sistema de emergencias 9-1-1 debido a que la persona necesita de los primeros respondedores y, a su vez, es esencial la asistencia para poder manejar otro cuadro o complicación de salud que pueda aparecer.

¿Cómo identificar los síntomas de una sobredosis por opioides?

Román apuntó que existen tres principales síntomas que se toman en cuenta al momento de identificar que una persona está pasando por una sobredosis. El primer síntoma, dijo, es cuando la persona está inconsciente y no responde.

Mencionó que el segundo síntoma que presenta una persona es cuando sus labios y las uñas se ponen de color morado. Román explicó que esto se debe a la poca oxigenación que tiene el cuerpo cuando experimenta una sobredosis. Por último, indicó que el tercer síntoma es cuando la persona no está respirando.

Román precisó que la naloxona se presenta de tres formas: inyectable, intranasal y auto inyectable (Evzio).

Mayor acceso a la naloxona

Rivera Lluveras también comentó que resulta necesario que se amplíe el acceso de la naloxona para frenar la cifra de sobredosis por el consumo problemático de opioides. “Si estamos hablando de aquellos médicos que prescriben opioides, lo recomendado por el CDC [Centros para el Control y Prevención de Enfermedades] es que con esa prescripción del medicamento opioide tengamos también una prescripción para poder comprar o conseguir la naloxona”, apuntó el profesional de la salud.

Rivera Lluveras dijo, además, que en Puerto Rico, por medio de la Orden Administrativa Número 402 del Departamento de Salud, se permite la compra de este medicamento sin la necesidad de una receta médica. “Cualquier persona mayor de edad con su identificación y el dinero puede ir a una farmacia y comprar la naloxona sin que se la recete un médico”, sostuvo.

Proyecto Overdose Data to Action: ¿qué es?

Asimismo, Rivera Lluveras indicó que el Departamento de Salud cuenta con el programa Overdose Data to Action, que es financiado por los CDC y que consiste en atender la problemática de sobredosis por opioides en Puerto Rico. “Los fondos van dirigidos a atender la situación de epidemia por opioides que hay en los Estados Unidos”, subrayó.

El también psicólogo comentó que el programa se enfoca en dos áreas: vigilancia y prevención. En el componente de vigilancia, explicó Rivera Lluveras, el programa atiende datos sobre morbilidad y mortalidad.

Mientras que en el área de prevención, señaló que el objetivo es desarrollar e implementar actividades dirigidas a prevenir las muertes por eventos asociados a sobredosis por opioides. Ante esto, mencionó que el programa realiza diferentes estrategias como talleres educativos a profesionales de salud mental y el público en general sobre: sobredosis por opioides; uso de naloxona; guías de prevención de tratamiento, manejo efectivo de opioides recetados, entre otros.

💬Ver comentarios