En su trabajo como enfermera flebotomista, Rosie Nevárez descubrió su pasión: ser compás de aquellos que viven en el pasado estando en el presente. El alzhéimer es un mal que ha impactado a la mayoría de las familias en Puerto Rico. Sin embargo, los servicios y el apoyo para esta población y para sus cuidadores siguen siendo escasos.

Por eso Rosie decidió dedicar su vida al cuido de personas con la condición, mediante un innovador concepto de day care en Arecibo. Su primer paso, afirma, fue adquirir el conocimiento de Enfermería en National University College, y emplearlo con la empatía en su diario vivir. Esta es su historia.

💬Ver comentarios