Con la llegada de la temporada de huracanes también vienen otras preocupaciones, como el agua de lluvia estancada, que se convierte en el criadero perfecto para el mosquito Aedes aegypti, transmisor del virus del zika, dengue y chikungunya.

Conscientes de esto, estudiantes de Salud Pública de Ponce Health Sciences University llevaron a cabo talleres de prevención en comunidades de Ponce para enseñarle a los residentes cómo crear trampas caseras con materiales reciclados, para así prevenir la propagación de los criaderos y el contagio con estas enfermedades.




💬Ver comentarios