El egresado Emanuel Hernández es supervisor asociado de la División de Potencias de NASA Goddard Space Flight Center en el estado de Maryland.
El egresado Emanuel Hernández es supervisor asociado de la División de Potencias de NASA Goddard Space Flight Center en el estado de Maryland. (Suministrada)

Al igual que muchos estudiantes, Emanuel Hernández llegó a la universidad sin saber cuál sería su carrera profesional. Lejos de desanimarse y guiado por su interés en las matemáticas y las ciencias, el joven dirigió sus estudios hacia la Ingeniería Eléctrica en la Universidad Ana G. Méndez (UAGM) en el Recinto de Gurabo. Luego, al aproximarse el verano de 2010, su brújula lo acercó aún más a la ciencia cuando decidió solicitar un internado de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés).

“Un día un estudiante me dijo: ‘mañana va a estar NASA Goddard Space Flight Center realizando entrevistas para que los estudiantes tengan la oportunidad de hacer internados con ellos’. Gracias a eso pude estar listo al día siguiente”, contó Hernández, quien en aquel momento, cursaba su penúltimo año de su bachillerato en Ingeniería Eléctrica en el Recinto de Gurabo de la UAGM.

Esas 10 semanas de internado se convirtieron en 11 años de trabajo con la agencia. Hoy, Hernández es supervisor asociado de la División de Potencias de NASA Goddard Space Flight Center en el estado de Maryland.

La historia de Hernández se asemeja a la de muchos estudiantes que buscan cumplir sus metas académicas por medio de programas como los que ofrece la UAGM. “En aquel momento, me acerqué al Departamento de Ingeniería y les dejé saber que quería algo desafiante como lo que ellos ofrecían. Luego, ciertos profesores me ayudaron a solidificar la decisión y me abrieron los ojos a lo que disfruto de la ingeniería, programación y las matemáticas”, indicó el ingeniero.

Y es que la misión de la Escuela de Ingeniería de la UAGM es promover el desarrollo del pensamiento crítico y el aprendizaje profundo a través de diferentes estrategias que proporcionen las habilidades y competencias para solucionar problemas. A su vez, mediante sus programas académicos, la institución también busca que sus estudiantes y egresados obtengan mayores oportunidades laborales.

“La preparación de los estudiantes es muy completa en cada uno de los cinco bachilleratos que ofrecemos: Ingeniería Mecánica, Ingeniería Civil, Ingeniería de Computadoras, Ingeniería Industrial y de Gerencia e Ingeniería Eléctrica. Todos están acreditados por la Engineering Accreditation Commission de ABET [Accreditation Board for Engineering and Technology], y ese es nuestro sello de calidad”, destacó el doctor Rolando García, decano de Ingeniería, Diseño y Arquitectura de la UAGM, quien además mencionó que esta es la única institución que ofrece estos programas en la región centro oriental de la isla.

Por medio de esta acreditación especializada, el estudiante puede tener la seguridad de que el programa que seleccione cumple con la excelencia académica que se espera y estará capacitado para insertarse en el mercado laboral.

En comparación con otros programas de Ingeniería en la isla, estos cinco bachilleratos son más cortos, lo que permite al estudiantado culminar la carrera más rápido e integrarse a la fuerza laboral lo antes posible.

“La ingeniería es una de las carreras que consistentemente tiene demanda y está en crecimiento. Si uno mira las proyecciones del World Economic Forum, de las 20 carreras de mayor crecimiento, muchas de ellas están vinculadas a la ingeniería o explícitamente son ingenierías”, señaló el decano, quien añadió que estos programas cuentan con alrededor de 1,500 estudiantes.

Asimismo, explicó que el programa ofrece grados asociados que preparan al estudiante en una disciplina similar a la ingeniería de su interés y lo encaminan a completar el grado de bachillerato.

“Nuestros grados asociados tienen alrededor de 500 a 600 estudiantes. De estos, un 75 a 80 por ciento vienen expresamente buscando los bachilleratos; y cuando terminan, dos de cada tres continúan y completan exitosamente los bachilleratos en Ingeniería”, mencionó García.

Asimismo, aseguró que la facultad cuenta con el peritaje necesario para brindar una educación de alta calidad. Mencionó que muchos de los profesores completaron un grado doctoral en la materia y otros están en proceso de culminar estos estudios especializados. “El servicio, apoyo y la empatía con nuestro estudiantado es muy particular y esto es atípico en otras escuelas de ingeniería”, distinguió el educador.

Experiencias que te ayudan a crecer

De la misma manera en que Hernández participó de varios internados estudiantiles, la institución le ofrece a los estudiantes estas oportunidades académicas, ocupacionales y de investigación con el objetivo de fomentar su preparación, habilidades y destrezas.

Por medio de estas experiencias, el estudiante puede desarrollar sus capacidades y reafirmar el compromiso con sus metas académicas y profesionales.

“Para nosotros es muy importante que los estudiantes tengan ese vínculo y aprovechen las oportunidades que hemos desarrollado a través de estas relaciones profesionales con la industria y así tengan una mayor amplitud en sus oportunidades laborales o tengan una idea para el desarrollo de futuros negocios como sus propios empleadores”, dijo el decano.

Además de los bachilleratos, la oferta académica de la Escuela de Ingeniería incluye seis grados asociados en Tecnología de Refrigeración y Aire Acondicionado con Manejo de Energía, Tecnología Eléctrica y Energía Renovable, Tecnología en Ingeniería Electrónica, Tecnología en Ingeniería de Control de Calidad, Tecnología en Ingeniería Mecánica y Tecnología en Computadoras y Redes. A su vez, cuentan con tres programas de maestría que son: Administración de Sistemas de Telecomunicaciones y Redes, Ingeniería Mecánica con especialidad en Energía Alternativa y Gerencia de Ingeniería. La institución también ofrece un Certificado graduado en Seguridad de Redes.

💬Ver comentarios