Día Mundial de Síndrome de Down, conoce la historia de Christopher González Caro
Día Mundial de Síndrome de Down, conoce la historia de Christopher González Caro (Suministrada)

Para Christopher González Caro todo comenzó en la cocina de su hogar. Desde niño disfrutaba cocinar junto a su madre y, poco tiempo después, esta le enseñó sus primeras técnicas gastronómicas.

“Mi mamá me enseñó a cocinar y me enamoré de la cocina, ahí fue cuando estudié Artes Culinarias en la Universidad Interamericana en Aguadilla”, dijo Christopher, de 25 años. Incluso, su padre, Eugenio González, contó que Christopher se convirtió en la primera persona con síndrome de Down en estudiar en dicho recinto.

Su amorío por la cocina no quedó ahí. Y es que en 2018, Christopher decidió crear su propio negocio de comida, Chris Sin Límites. En este espacio, el joven chef mezcla su afecto por la gastronomía y la necesidad de brindar mayor visibilidad a las personas con síndrome de Down. Asimismo, se convirtió en la primera persona con trisomía 21 en operar un establecimiento de comida.

Y es que, por medio de su food truck, el joven natural de Rincón, educa a otras personas sobre su condición. Inclusive, los platos en el menú de Chris Sin Límites llevan por nombre conceptos relacionados al síndrome de Down. Por ejemplo, está el Mosaico, el Trisómico, Wasachos, Tacos SD y Ensalada Cromosómicas.

“Mi plato favorito es el Mosaico”, comentó Christopher al explicar que este plato contiene arroz con pollo, lechuga, queso, tomate y cebollines, aunque también se puede degustar en las opciones veganas y keto.

Además de relacionar los nombres de los platos con su condición, durante los meses de marzo y octubre, Christopher se dedica a regalar comida a las personas con síndrome de Down que visitan su food truck.

Esto se debe a que el 21 de marzo se conmemora el Día Mundial del Síndrome de Down, según las Naciones Unidas. Mientras que en octubre se celebra el mes de la concientización sobre el síndrome Down.

“Quería hacer eso para regalar a los jóvenes con síndrome de Down de sorpresa y me siento orgulloso”, compartió el joven chef.

A su vez, la familia de Christopher ha respaldado su independencia y han sido su principal fuente de apoyo en esta encomienda. “No es fácil, pero apóyalo en todo lo que ellos deseen, en todo lo que quieran hacer porque pueden lograr muchas cosas, lo que tenemos que darle es la oportunidad. Lo que tenemos es que exponerlos y ellos nos van a sorprender”, manifestó Eugenio, padre de Christopher.

De la misma manera, Isabel Caro, madre del también profesor de artes culinarias, exhortó a los padres de personas con síndrome de Down a que, “nunca se den por vencido porque el camino no es fácil, pero cuando ellos logran tantas cosas es la satisfacción más grande que a uno le va a quedar cuando no estemos aquí con ellos”.

Y el food truck, Chris Sin Límites, no es lo único en la agenda de Christopher. El joven también labora como barista en Kafé Terra, un “coffee shop” en su pueblo natal, Rincón.

“Me siento muy contento de trabajar en Kafé Terra y hago mucho café. Eso me hace sentir feliz y alegre”, enfatizó Christopher al tiempo que agradeció a sus supervisores, Alenie Rodríguez y Franky Santiago, por la oportunidad de laborar en dicho establecimiento.

La inclusión en todas partes

Además de sus padres y las personas que van cada sábado a su food truck a impulsar su negocio, Christopher recibe el respaldo de la empresa Walmart por medio de la iniciativa ‘Yo soy Walmart’.

“En Walmart apostamos al desarrollo económico de Puerto Rico a través de iniciativas innovadoras de gran propósito. Estamos orgullosos de apoyar e impulsar a Chris y su food truck en esta gran gesta creando conciencia y empoderamiento a la comunidad sobre el síndrome Down”, dijo Viviana Mercado, gerente senior de Asuntos Corporativos de Walmart PR, quien añadió que en la plataforma digital ‘Yo Soy Walmart’ podrán conocer más sobre todas las iniciativas comunitarias de Walmart, Sam’s Club y Amigo Puerto Rico.

La megatienda le entregó a Christopher una variedad de ingredientes para que el empresario continúe obsequiando comida a las personas de su comunidad a lo largo de marzo.

“Eso me hace sentir feliz y agradecido de papá Dios”, sostuvo el chef sobre el apoyo que le brindó la empresa.

Y para Christopher, si bien en ocasiones pueden surgir complicaciones en el camino, las personas con síndrome de Down pueden lograr todo lo que se propongan. “Pueden comprarse un carro, pueden vivir solo, obviamente tener novia, como yo, sacar la licencia y comprar su apartamento y cumplir su meta, pero recuerda que no es fácil, pero se puede. Nunca digas que no se puede”, dijo Christopher.

💬Ver comentarios