Las zonas rojas muestran los incendios forestales activos en la zona oeste de los Estados Unidos, al igual que el humo generado por los incendios. (Captura)

Las docenas de incendios forestales que afectan la parte oeste de los Estados Unidos, incluyendo California, Oregon y Washington, han producido tanto humo que satélites de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA) captaron impresionantes imágenes de una formación con una sorprendente similitud con nubes.

Del mismo modo, la agencia alertó que el particulado y otros químicos contenidos en el humo supone un riesgo para personas que padecen de alergias, condiciones como el asma y enfermedades respiratorioas y pulmonares.

Las imágenes satelitales muestran áreas con altas concentraciones de aerosoles que pueden reducir la visibilidad considerablemente y tener un impacto adverso en la salud de las personas afectadas, incluyendo problemas para respirar.

Los particulados también quedan suspendidos en el aire por mucho tiempo, por lo que los vientos pueden llevarlos grandes distancias e, inclusive, cruzar océanos, como en el caso de las columnas de humo de los incendios forestales que, al momento, cruzan el océano Pacífico.

Según explicó la agencia estadounidense, el humo de cualquier tipo de incendio, ya sea de material vegetativo o productos fabricados, contiene una mezcla de partículas y químicos producidos por la quema incompleta de materiales con contenido de carbón.

El humo, además, contiene dióxido de carbono y monóxido de carbono, al igual que compuestos nocivos para los humanos como ácidos, dióxido de sulfuro y óxido de nitrógeno, hidrocarbonos, benceno, tolueno y hasta particulas de metales.

La exposición a estas nubes de humo, resaltó la NASA, debe ser evitado por todas las personas, en especial las que padecen de condiciones cardiovasculares y respiratorias.

Los incendios en California, de varias semanas, estaba contenido en cerca de un 50% cuando los vientos lo avivaron nuevamente el martes, avanzando por las laderas de la Sierra Nevada y destruyendo buena parte de la localidad de Berry Creek.

Más de 2,000 viviendas y edificios han sido consumidos por una serie de incendios que avanzan rápidamente y a los que ahora se les conoce como el Complejo Norte, que arden unas 125 millas al noreste de San Francisco.

Los meteorólogos señalaron que había algunas buenas noticias: Se prevé que los vientos sigan siendo ligeros esta semana en la zona de los incendios, mientras que el denso humo contribuyó a reducir ligeramente la temperatura y se prevé que mantenga la humedad relativamente alta.

Más de 4,800 millas cuadradas han sido consumidos en lo que va del año —una superficie mayor a la de Rhode Island, Delaware y Washington D.C. combinados— y por lo general el otoño es la peor temporada de incendios forestales en Estados Unidos. En total, 19 personas han muerto y casi 4,000 estructuras han resultado afectadas por las llamas en todo el estado.