La nave Cosmic Girl, un avión Boeing 747 de Virgin Atlantic reutilizado que lleva un cohete, estacionado en Spaceport Cornwall, en el aeropuerto de Cornwall en Newquay, Inglaterra.
La nave Cosmic Girl, un avión Boeing 747 de Virgin Atlantic reutilizado que lleva un cohete, estacionado en Spaceport Cornwall, en el aeropuerto de Cornwall en Newquay, Inglaterra. (The Associated Press)

Londres — Una misión para poner los primeros satélites en órbita desde Europa occidental sufrió una “anomalía” el martes, anunció Virgin Orbit.

La compañía con sede en Estados Unidos anunció su primer lanzamiento internacional el lunes, usando un jumbo jet modificado para llevar uno de sus cohetes desde Cornwall, en el suroccidente de Inglaterra, hasta el océano Atlántico, donde se lanzó el cohete.

El cohete debía poner en órbita nueve pequeños satélites, para uso civil y de defensa.

Pero unas dos horas después del despegue del avión, la compañía reportó que la misión había sufrido un problema.

Cohete que llevará la nave Cosmic Girl, un avión Boeing 747 de Virgin Atlantic.
Cohete que llevará la nave Cosmic Girl, un avión Boeing 747 de Virgin Atlantic. (The Associated Press)

“Parece que tenemos una anomalía que nos ha impedido alcanzar la órbita. Estamos evaluando la información”, señaló Virgin Orbit en Twitter.

Virgin Orbit, fundada por el multimillonario británico Richard Branson, ha completado previamente cuatro lanzamientos similares desde California.

Cientos de personas que se reunieron para el lanzamiento estallaron en aplausos horas antes, cuando “Cosmic Girl”, el Boeing 747 modificado de Virgin Atlantic, despegó desde Cornwall la tarde del lunes. Alrededor de una hora después, la aeronave soltó el cohete a unos 10,000 metros (35,000 pies) sobre el océano Atlántico al sur de Irlanda.

El avión, maniobrado por un piloto de la Real Fuerza Aérea, regresó a Cornwall después de soltar el cohete.

Algunos de los satélites son para monitoreo de defensa del Reino Unido, mientras que otros son para empresas como las del sector de tecnología de navegación. Una compañía galesa analiza la posibilidad de fabricar productos en el espacio, tales como componentes electrónicos.

Funcionarios británicos tenían altas expectativas para la misión. Ian Annett, subdirector ejecutivo de la Agencia Espacial del Reino Unido, dijo el lunes que el lanzamiento marcaba una “nueva era” para la industria espacial de su país. Hay una sólida demanda para los lanzamientos de pequeños satélites, dijo Annett, y el Reino Unido tiene la intención de ser “el centro de lanzamientos europeos”.

💬Ver comentarios