A diferencia de otros que migran a diferentes partes del océano, un tiburón de arrecife se define por las especies que forman parte de estos ecosistemas. (Shutterstock)

Las poblaciones de tiburones de arrecifes a nivel global, incluido Puerto Rico, están disminuyendo, reveló un nuevo estudio publicado en la revista Nature por el proyecto Global FinPrint.

En el caso de Puerto Rico, la investigación arrojó que el porcentaje de tiburones en los arrecifes coralinos está por debajo del promedio respecto a otros países.

A diferencia de otros que migran a diferentes partes del océano, un tiburón de arrecife se define por las especies que forman parte de estos ecosistemas, en los que ejercen su función como depredador y juegan un rol importante para el hábitat.

De acuerdo con la doctora Michelle Schärer Umpierre, investigadora del HJR Reefscaping en Puerto Rico, esta es la primera evaluación global que se hace para determinar el estado de las poblaciones de tiburones en los ambientes costeros. “Es un estudio bien comprensivo, que nunca se había hecho con los tiburones de arrecifes de todo el mundo y que resaltó que estas especies están funcionalmente extintas, ya que, al no estar presentes en este hábitat, su función falta”, dijo.

Los investigadores colocaron 15,000 estaciones de vídeo submarinas remotas (BRUVS, en inglés), en 371 arrecifes de 58 naciones, para entender el estado de conservación de los tiburones en dichos hábitats. Aunque asumieron que encontrarían tiburones en todo el mundo, para su sorpresa, encontraron que, en el 19% de los arrecifes, estas especies estaban ausentes. Incluso, en países del Caribe, como República Dominica, no observaron tiburones en los arrecifes.

De las 15,000 BRUVS, en Puerto Rico se ubicaron 77 y solo se observaron tiburones en cuatro de ellas. En República Dominicana, se colocaron 120 y en ninguna hubo avistamientos. En Cuba, se instalaron 241 y se divisaron tiburones en 30. En Turcas y Caicos, se ubicaron 37 y hubo observaciones en tres.

“Los resultados indicaron que los tiburones en los arrecifes de Puerto Rico están por debajo del promedio comparado con muchos países, pero no como República Dominicana, las Antillas Holandesas, Jamaica, entre otros, donde no se vieron tiburones en sus arrecifes”, resaltó.

Según la bióloga marina, el estudio no indica todo lo que pasa en cada nación, en términos de las regulaciones o medidas que tienen para conservar sus arrecifes. No obstante, sí resalta el potencial que tienen para mejorar, si adoptan las medidas de otras jurisdicciones con mayor abundancia de tiburones en sus arrecifes.

En ese sentido, el estudio encontró que países como Australia, Bahamas y Estados Unidos tienen un mejor desempeño en la conservación de tiburones en sus arrecifes. En estas naciones, hay leyes que prohíben la pesca de tiburones o limitan cuántos se pueden capturar.

Combinación de factores

Por años, se ha reportado que los tiburones están adaptados para sobrevivir a los cambios del océano. Sin embargo, no están adaptados a la cacería, ya que tardan años en reproducirse. Dependiendo de la especie, un tiburón puede reproducirse cada seis o 20 años.

“Nosotros tenemos conocimiento de la falta de regulaciones en estos países, en términos de las limitaciones para la pesca. Por tanto, la falta de gobernanza, que fue uno de los criterios del estudio para tener unas poblaciones de tiburones, genera un verdadero reto para controlar todos sus arrecifes”, dijo Schärer Umpierre.

Otro problema es la contaminación de los arrecifes, que impacta a los organismos que viven en ellos. Ante la ausencia de sus presas en estos hábitats costeros, los tiburones optan por migrar y adentrarse a otras regiones del océano.

Recientemente, hemos comenzado a trabajar con las especies de tiburones en peligro de extinción porque, desafortunadamente, cada vez más sus poblaciones en Puerto Rico se ven afectadas por diferentes razones. Estamos trabajando para recuperar estas especies, ya que llegó un punto en el que ellos solos, si los dejamos, se pueden extinguir”, advirtió.

Aunque todavía se están recopilando datos para el inventario de especies de tiburones, Schärer Umpierre detalló que se han identificado, al menos, 44 distintas alrededor de la isla.

El autor tiene un doctorado en Biología Celular y Molecular y es becario de la American Association for the Advancement of Science en El Nuevo Día.