La investigación del doctor Eduardo Caro es uno de los diez proyectos que la UPR escogió para recibir la subvención de $1.7 millones otorgados por el gobierno para aportar a la mitigación y erradicación de la pandemia de COVID-19. (Suministrada)

Las algas marinas podrían convertirse en un futuro en un valioso antídoto contra el COVID-19. Al menos así lo anticipó el doctor Eduardo Caro, quien está llevando a cabo una investigación para estudiar productos naturales de algas marinas como agentes antivirales contra este virus.