El doctor Frank H. Wadsworth, quien dedicó su vida al bienestar y conservación de los bosques tropicales y se radicó en Puerto Rico desde el 1942, falleció el miércoles a los 106 años.

“Frank se enamoró de la isla. Frank tuvo el privilegio de ver a Puerto Rico en su transición de estar totalmente deforestado por esos años 40, 50, y ver una transformación de cómo entonces comenzaron a recuperarse los bosques de la isla”, resaltó Eliezer Nieves Rodríguez, profesor de Geografía de la Universidad de Puerto Rico en el recinto de Río Piedras.

Wadsworth nació el 26 de noviembre de 1915 en Chicago, Illinois. El científico estadounidense arribó a Puerto Rico hace casi 80 años como parte de un movimiento administrativo del Servicio Forestal de Estados Unidos, resaltó Nieves Rodríguez. En el 1956, fue nombrado supervisor del Bosque Nacional del Caribe, y más adelante director del Instituto Internacional de Dasonomía Tropical (IITF, en inglés).

“Encontré en Puerto Rico una naturaleza que es casi sin igual”, narró Wadsworth durante una entrevista publicada en el 2019 por el Instituto de Cultura Puertorriqueña (ICP). “Esto es un paraíso de naturaleza”.

El estadounidense, quien vivía en San Juan, conoció en la isla a quien sería su segunda esposa, Isabel Colorado. Tenía un hijo de su primer matrimonio, y varias “hijas adoptivas” de su esposa Isabelita.

“La aportación más grande que tuvo Frank fue hacia la juventud, a través de los Niños Escucha, y específicamente de un grupo que se llama la Patrulla de Naturaleza, que él fundó en el año 52. Adiestró varias generaciones a través de ese grupo, y muchos de los jóvenes que fuimos parte de ese grupo, hoy día estamos trabajando en aspectos ambientales, de conversación. Frank sembró una semilla a través de ese grupo”, agregó Nieves Rodríguez.

El legado de Wadsworth incluye más de un centenar de estudios y libros sobre El Yunque y las reservas forestales de la isla. En el 1999 se jubiló tras 61 años laborando en el Servicio Forestal de Estados Unidos, pero no detuvo sus gestiones de investigación.

También ayudó a fundar la Sociedad de Historia Natural de Puerto Rico en el 1960, y formó parte de los Boy Scouts of America gran parte de su vida. Precisamente, cuando llegó a la isla, se encontró con que este programa no tenía un programa de naturaleza.

Uno de los proyectos más importantes para Wadsworth fue el Centro Ambiental Santa Ana, en Bayamón, que comenzó operaciones en el 2016. “Fue Frank el gestor de que acá en el área metropolitana se fundara ese centro de educación de interpretación de la naturaleza, que hoy día lo administra la Inter Metro, y todavía está funcionando”.

El Concilio de Puerto Rico de los Boy Scouts of America se unió a las expresiones de duelo por el fallecimiento del dasónomo.

“Frank le dedicó más de 70 años al Movimiento Escutista de Puerto Rico, siendo fundador de la Orden de la Flecha en nuestro Concilio. Su mayor aportación al Concilio de Puerto Rico se reflejó en su labor al Campamento Guajataka, tanto en el desarrollo del bosque y como colaborar con los jóvenes de la Patrulla de Naturaleza”, expresó.

Frank H. Wadsworth en el Jardín Botánico en el 2007.
Frank H. Wadsworth en el Jardín Botánico en el 2007. (El Nuevo Día)

El ICP también lamentó el fallecimiento de Wadsworth en sus redes sociales. “Nuestro más sentido pésame a la familia y amistades del Dr. Frank Howard Wadsworth, por su reciente partida a los 106 años. Frank deja una gran aportación a la historia ambiental de Puerto Rico”.

En tanto, la organización Para la Naturaleza expresó: “El este día tan especial para todos, nos solidarizamos con la familia del distinguido científico, ingeniero forestal y concejal emérito de Para la Naturaleza, Frank Wadsworth, quien dedicó su vida a estudiar los bosques tropicales y a promover su conservación. Que su legado esté siempre vivo entre los que amamos estas islas y el verdor que ellas encierran”.

Por su parte, Grizelle González, líder de investigación del IITF, describió a Wadsworth como un “pionero del estudio, conservación y manejo de bosques en Puerto Rico”.

Él compartió su conocimiento con humildad y compasión para el beneficio de todos. Su calidad de persona y su don de servicio al público seguirán como modelo para nosotros y generaciones futuras”, expresó González en declaraciones escritas a la prensa.

Keenan Adams, supervisor forestal de El Yunque, catalogó al dasónomo como “la personificación de un servidor público”. “Frank H. Wadsworth no solo fue el conservacionista más importante en Puerto Rico durante su mandato, también pudo pronosticar los problemas que enfrenta El Yunque en la actualidad. Nuestro éxito hoy se basa en el trabajo que él puso en marcha hace años”, dijo.

…descansa nuestro árbol centenario pero sus semillas siempre florecerán…gracias Dr. Frank H. Wadsworth por tanto…

Posted by Maria Falcon on Thursday, January 6, 2022

Mientras, Ariel Lugo, exdirector y científico emérito del IITF, recordó que Wadsworth llegó a Puerto Rico en barco sin conocer nada del país y que eligió venir a trabajar a la isla, aun cuando se le presentó como opción conjunta poder relocalizarse en Alaska.

“Puerto Rico fue el ganador, ya que por los próximos 80 años el doctor Wadsworth enfocó su enorme energía, talento y disciplina en el desarrollo de la dasonomía tropical, la cual no existía en ese momento”, resaltó Lugo.

Wadsworth, egresado de la Universidad de Michigan con un doctorado en dasonomía, es considerado por muchos como una autoridad en los bosques de Puerto Rico. En conversación con El Nuevo Día, Nieves Rodríguez lo describió como “una eminencia” en la protección de la naturaleza. También trabajó en la Estación Experimental de Bosques Tropicales, en Río Piedras, como oficial de investigación.

Tras su retiro del Servicio Forestal continuó trabajando como investigador y consultor en varios países tropicales, muchos de estos en Latinoamérica. Asimismo, publicó 100 libros y artículos científicos, entre estos “Common Trees of Puerto Rico and the Virgin Islands” (1964-1989), en coautoría con Elbert Little, y “Flora of Virgin Gorda” (1976), con Little y RO Woodbury.

También, fue un pilar en el manejo de El Yunque y el desarrollo del ofrecimiento recreativo en la década de 1960, incluyendo la construcción de la Torre Yokahu, uno de los monumentos icónicos del bosque.

💬Ver comentarios