Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Un investigador del Instituto Fiocruz, una organización estatal brasileña, toma muestras de la boca de un murciélago en el Bosque Atlántico, en el parque estatal de Pedra Branca, cerca de Río de Janeiro. (The Associated Press)

Río de Janeiro — La noche comenzó a caer en el parque estatal Pedra Branca en Río de Janeiro y los cuatro científicos brasileños encendieron sus linternas para recorrer un sendero estrecho de lodo a través de la densa selva tropical. Los investigadores tenían una misión: capturar murciélagos y ayudar a prevenir la próxima pandemia.