La reserva natural del Corredor Ecológico del Noreste consta de aproximadamente 3,000 cuerdas a lo largo de la costa de Luquillo y Fajardo, en la falda de El Yunque.
La reserva natural del Corredor Ecológico del Noreste consta de aproximadamente 3,000 cuerdas a lo largo de la costa de Luquillo y Fajardo, en la falda de El Yunque. (Archivo)

La Coalición Pro Corredor Ecológico del Noreste (CEN) denunció hoy, martes, que los empresarios del proyecto residencial-turístico Dos Mares Resort presuntamente se han reunido con funcionarios gubernamentales con el alegado propósito de construir obras en el área, lo que catalogaron como una nueva amenaza contra la reserva natural.

Ante ello, la organización sometió una solicitud formal al secretario del Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), Rafael Machargo, para obtener copia de documentos e información sobre cualquier reunión con el ingeniero Luis Alberto Rubí, uno de los proponentes de Dos Mares Resort, incluyendo detalles sobre las supuestas obras propuestas a construirse.

También, la Coalición Pro CEN requirió ser notificada y que se garantice su participación en cualquier reunión futura relacionada con este o cualquier otro proyecto propuesto para el área, tal como dispone el acuerdo de comanejo firmado entre la organización y el DRNA en 2015.

“Hemos tomado conocimiento de que uno de los proponentes del proyecto Dos Mares Resort, el ingeiero Luis Alberto Rubí, ha estado reuniéndose con funcionarios gubernamentales con el propósito de construir una serie de obras en terrenos del Corredor, y sobre las cuales no hemos sido informados oficialmente, a pesar de que nuestra organización mantiene un acuerdo para manejar los terrenos de la reserva natural en apoyo y junto al Departamento de Recursos Naturales y Ambientales”, dijo Nilda García, presidenta de la Coalición Pro CEN, en un comunicado de prensa.

Resaltó que, desde la designación –por ley– del CEN como reserva natural en 2012, el desarrollo de proyectos residenciales-turísticos está prohibido.

García hizo un llamado a todos los sectores de la sociedad a “estar muy pendientes” sobre el desenlace de esta controversia y, con ello, a la protección del CEN, particularmente, “debido al historial de violaciones ambientales cometidos por los proponentes de Dos Mares Resort”.

“Cabe señalar que, tan recientemente como en abril pasado, se estuvo extrayendo arena, destruyendo vegetación, y hasta aniquilando una especie en peligro de extinción en la zona de Piñones, en terrenos identificados como propiedad del señor Mark Greene, socio del ingeniero Luis Alberto Rubí bajo la empresa TJAC, la misma que fue proponente de Dos Mares Resort. Esta y otra información reseñada por la prensa reveló que dichas actividades no contaban con los permisos requeridos, siendo detenidas gracias a denuncias hechas por miembros de las organizaciones Amigos del Mar y la Coalición Piñones-Loíza”, añadió García.

Sobre esa otra situación en Piñones, el secretario Machargo admitió recientemente a El Nuevo Día que la investigación del DRNA apenas estaba comenzando.

La reserva natural del CEN consta de aproximadamente 3,000 cuerdas a lo largo de la costa de Luquillo y Fajardo, en la falda de El Yunque. Alberga comunidades de coral, praderas de yerbas marinas, manglares, ciénagas, y manglares, incluyendo uno de los pocos remanentes de bosque costero con características similares a los encontrados en Puerto Rico previo a la colonización española. En la zona, se ha documentado la presencia de más 865 especies de flora y fauna, incluyendo 53 identificadas como raras, vulnerables o en peligro de extinción, algunas únicas de Puerto Rico. Además, las playas del CEN son una de las más importantes para el anidamiento del tinglar.

💬Ver comentarios