Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los científicos han bautizado a este grupo de aves que rechazan la expansión urbanística como esquivas (del inglés avoiders). (Archivo/GFR)
Los científicos han bautizado a este grupo de aves que rechazan la expansión urbanística como esquivas (del inglés avoiders). (Archivo/GFR)

Madrid - El desarrollo urbanístico obliga a muchas aves a abandonar su territorio en busca de otro emplazamiento y las empuja a dejar a su pareja "pese a que sea la adecuada", con las correspondientes consecuencias sobre su éxito reproductor.

💬Ver comentarios