Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Tras ganar una prestigiosa beca, Jennifer Gil pasó nueve meses en Panamá colectando microalgas. (Suministrada)
Tras ganar una prestigiosa beca, Jennifer Gil pasó nueve meses en Panamá colectando microalgas. (Suministrada)

Reconocer el valor de las pequeñeces es una característica que le ha servido a la científica Jennifer Gil, de 26 años, como energía para impulsar un proyecto dirigido a educar sobre la importancia de las microalgas.