Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Imagen de archivo de un agujero negro. (Shutterstock)
Imagen de archivo de un agujero negro. (Shutterstock)

Desde que fueron descubiertas en 2015, las ondas gravitacionales forman parte del trabajo cotidiano de los científicos, pero ahora han detectado por primera vez una que es diferente al resto, al producirse por la fusión de dos agujeros negros de masas muy diferentes.

💬Ver comentarios