Conoce la importancia de este espacio en Puerto Rico.

El Bosque Estatal de San Patricio, que permaneció cerrado por más de tres años debido a los daños provocados por los huracanes Irma y María, reabrió hoy, jueves, sus veredas para que los residentes y turistas puedan contemplar la naturaleza, ejercitarse y respirar aire fresco.

El espacio, conocido por ser uno de los pocos pulmones naturales del área metropolitana, fue restaurado por medio de un acuerdo colaborativo entre la organización Fondos Unidos y el Departamento de Recursos Naturales y Ambientales (DRNA), y dispondrá de nuevas áreas recreativas para el disfrute de la comunidad.

“Hice una coalición entre el gobierno estatal, entidades sin fines de lucro, la comunidad y ocho empresas que me dieron los recursos para abrir las veredas y construir un castillo de niños que se llama Casa Mía”, afirmó Samuel González Carmona, presidente de United Way Puerto Rico.

Como parte de las actividades realizadas para conmemorar hoy el Día del Planeta, el bosque inauguró este espacio ecoamigable, donde la niñez podrá participar de actividades educativas y disfrutar del medioambiente.

Casa Mía está situada entre las enormes ramas de un árbol de guanacaste y fue nombrada en honor a la planificadora ambiental y manejadora del bosque, Mía Sued Jiménez. La guardabosques nunca imaginó que sus esfuerzos por proteger la zona serían reconocidos de esta manera.

“Me siento bien satisfecha. Nunca he estado sola. Han sido muchos los ángeles que me han ayudado desde el primer momento”, expresó Sued Jiménez, quien maneja el bosque desde 2017.

Explicó que, desde su llegada a la zona, su objetivo ha sido ayudar, proteger y levantar el bosque urbano, que colinda con la urbanización Villa Borinquen, Caparra Heights y el complejo de vivienda Borinquen Towers, en San Juan.

“Esta es mi misión. Esto es parte de los resultados de todo el amor que le he dedicado y el trabajo de muchas personas. Sin el grupo Siempre Verde, United Way y el apoyo que tengo de mis directores y empleados del DRNA, esto no hubiera sido posible”, puntualizó Sued Jiménez.

La rehabilitación del bosque, que comenzó el año pasado y estuvo a cargo de la empresa Siempre Verde, incluyó la restauración de 12 veredas y algunos gazebos. Como parte de los proyectos futuros, el DRNA y Fondos Unidos trabajarán en la creación de un vivero y un centro de actividades.

“Este espacio es el pulmón del área metropolitana y es el modelo que debemos adoptar, de ahora en adelante, para proteger las áreas naturales de gran valor. No es el gobierno solo. El gobierno tiene sus limitaciones. Es la unión del gobierno, la comunidad, el tercer sector, las empresas sin fines de lucro para que todos, trabajando en armonía, podamos desarrollar las áreas naturales protegidas”, afirmó el secretario del DRNA, Rafael Machargo Maldonado.

El funcionario explicó que el parque estaba previsto abrir durante esta semana, pero que optaron por reagendar la fecha ante el repunte de casos de COVID-19 en la isla. Añadió que los interesados podrán visitar el bosque mediante cita, por medio de la Línea 2-1-1.

“Estamos trabajando con los protocolos y, una vez el Departamento de Salud nos dé el visto bueno, vamos a empezar. Sabemos que esta es una de las formas que tiene la gente de disfrutar, meditar y centrarse, manteniendo el distanciamiento social, así que queremos abrir lo más rápido posible”, concluyó.

💬Ver comentarios