Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

El permafrost tiene enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y otros gases acumulados (EFE).
El permafrost tiene enormes cantidades de dióxido de carbono (CO2) y otros gases acumulados (EFE).

El Ártico canadiense ha encendido las alarmas entre la comunidad científica, debido a que el cambio climático ha provocado un deshielo acelerado del permafrost, es decir, la capa de suelo que lleva miles de años congelado.