Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Aún con los vientos sostenidos de 155 millas por hora que cargó María y con ella una marejada ciclónica, ninguno de los 1,766 primates que residen en Cayo Santiago murió, aseguró Angelina Ruiz. (Archivo GFR Media)
Aún con los vientos sostenidos de 155 millas por hora que cargó María y con ella una marejada ciclónica, ninguno de los 1,766 primates que residen en Cayo Santiago murió, aseguró Angelina Ruiz. (Archivo GFR Media)

Científicos puertorriqueños e internacionales se concentran en mantener con vida a más de 1,700 monos 'rhesus' que pueblan Cayo Santiago, un territorio abatido por el huracán María en el sureste de Puerto Rico, ante la falta de agua y sustento para estos simios.

💬Ver comentarios