Las instituciones no revelaron los efectos secundarios que tuvo el paciente por la prueba de la vacuna contra el COVID-19. (Hans Pennink)

Londres - La Universidad de Oxford dijo el sábado que reanudará las pruebas de una vacuna que está desarrollando con la farmacéutica AstraZeneca, días después de ponerla en pausa cuando un paciente en el Reino Unido reportó un efecto colateral.

La institución indicó en un comunicado que en pruebas grandes como ésta “es previsible que algunos participantes sufran trastornos y es necesario evaluar cuidadosamente cada caso para garantizar la seguridad”.

Dijo que unas 18,000 personas en el mundo han recibido la vacuna como participantes en la prueba.

Oxford se negó a revelar información sobre la enfermedad del paciente por razones de confidencialidad.