Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las manchas en las estrellas de rama horizontal extrema (derecha) parecen ser muy diferentes de las manchas oscuras de nuestro propio Sol (izquierda), pero ambas son causadas por campos magnéticos. (EFE)
Las manchas en las estrellas de rama horizontal extrema (derecha) parecen ser muy diferentes de las manchas oscuras de nuestro propio Sol (izquierda), pero ambas son causadas por campos magnéticos. (EFE)

Madrid - Un equipo internacional de astrónomos ha descubierto que las estrellas extremadamente calientes que se esconden en los cúmulos estelares están plagadas de manchas gigantes, un hallazgo que ha sido posible gracias a los telescopios del Observatorio Europeo Austral (ESO) y que ayudará a entender mejor estas desconcertantes estrellas.