Las conexiones solares se dieron en el marco de la celebración hoy, jueves, del Día de la Tierra. (Gerardo E. Alvarado León)

Adjuntas - Ocho comerciantes del casco urbano de este municipio enchufaron hoy, jueves, sus establecimientos a una microrred solar desarrollada por la organización comunitaria Casa Pueblo, junto a otros colaboradores, como parte de un proyecto que impulsa la autonomía energética con fuentes renovables.

En esta primera fase de Adjuntas Pueblo Solar, se conectaron una panadería, dos mueblerías, una óptica, una tienda de artesanías, una ferretería, una tienda de electrónicos y una pizzería, para una capacidad instalada de 220 kilovatios. Los negocios ubican en o alrededor de la plaza pública Arístides Moll Boscana.

“Hoy es un día simbólico y especial. Es un día que marca un nuevo referente de lo que un país y sus comunidades pueden hacer hacia la energía renovable”, dijo el director asociado de Casa Pueblo, Arturo Massol Deyá, mientras enchufaban el sistema de la Panadería La Adjunteña.

“¡Que viva Adjuntas!”, exclamó una transeúnte, al tiempo que el líder comunitario explicaba que la instalación del sistema fotovoltaico estuvo a cargo de la empresa puertorriqueña Maximo Solar. La Fundación Honnold, del escalador profesional Alexander Honnold, y la Asociación Comunitaria de Energía Solar Adjunteña (Acesa) también son parte del proyecto, que se ideó hace dos años tras el paso del huracán María.

Precisamente, Massol Deyá indicó que los miembros de la Acesa “serán custodios y van a gobernar la nueva infraestructura” eléctrica, cuya generación se da en el mismo lugar de consumo, es decir, en los comercios y para ellos y sus clientes.

Recorrido por las calles del casco urbano de Adjuntas.

Gustavo Irizarry, presidente de la Acesa, resaltó, por su parte, que la microrred solar brindará “seguridad energética” a los comerciantes, que ahora “podremos enfrentar” huracanes, terremotos, la pandemia de COVID-19, el cambio climático y el “sistema inestable” de la Autoridad de Energía Eléctrica. “Podremos brindar un mejor servicio a nuestra comunidad”, acotó.

Destacó que los ingresos que se “autogeneren” se utilizarán –principalmente– para nutrir un fondo de reinversión social, que permitirá que familias adjunteñas en necesidad también tengan acceso a energía “limpia y segura”. Además, se creará un fondo de operación y mantenimiento para los sistemas en los comercios y otro fondo para situaciones de emergencia.

“Estamos emocionados y contentos porque, después de tantas reuniones, sacrificios y de que muchos dijeron que este proyecto no sería viable, aquí estamos inaugurándolo. Es un hecho y seguiremos adelante”, dijo Irizarry, cuyo negocio, Lucy’s Pizza, fue uno de los que se “enchufó al sol”.

“Pizza solar” en el Día de la Tierra

“¡Hoy tenemos pizza solar!”, soltó el joven empresario.

Y Massol Deyá respondió: “No hay mejor tributo en el Día del Planeta Tierra que este. Con este evento, se marca el momento en que el casco urbano de Adjuntas asumió su responsabilidad planetaria de reducir sus emisiones (de gases que contribuyen al cambio climático)”.

Hoy, se conmemora el Día de la Tierra o Día del Planeta en 193 países, incluyendo Puerto Rico.

Entretanto, Máximo Torres y Joel Segarra, presidente y gerente de proyectos de Maximo Solar, respectivamente, mencionaron que la empresa trabajó en la conceptualización, diseño e instalación del proyecto, incluyendo la donación de las estructuras de anclaje para los paneles solares.

“Nuestros profesionales lograron instalar ocho sistemas fotovoltaicos en tiempo récord”, dijo Torres. Segarra añadió que una iglesia y una farmacia serán las próximas en conectarse a la microrred solar.

Gustavo Irizarry, Joel Segarra, Máximo Torres y Arturo Massol.

Para Alexis Massol González, cofundador de Casa Pueblo, Adjuntas Pueblo Solar es ejemplo de lo que, como país, se puede lograr en asuntos energéticos.

“Establecimos esta casa para que el pueblo soñara e hiciera las utopías viables; una casa para amar y vivir en libertad, y hoy estamos practicando la libertad energética con el hermano sol. ¡Qué alegría!”, declaró Massol González, al recordar que Casa Pueblo está celebrando su 41 aniversario.

“Es una cosa impresionante lo que estamos celebrando hoy. Confirmamos que existe un país alternativo y lo estamos construyendo. Con Adjuntas Pueblo Solar, se avanza hacia la independencia energética iluminada por el modelo de la autogestión comunitaria que construye para transformar al país y responder al desastre del sistema colonial. Seguiremos adelantando nuestra agenda y compromiso con el planeta Tierra”, agregó.

Por escrito, Honnold expresó que “esta es una oportunidad para celebrar pasos concretos hacia un mundo más responsable, y Adjuntas Pueblo Solar es un ejemplo perfecto de la ruta a seguir”. “La energía solar generada en el punto de consumo, asegurando la conectividad comunitaria y la resiliencia ante desastres y el clima, es algo que todos merecemos”, manifestó.

El encendido solar de hoy se celebró con un recorrido por las calles del casco urbano, al son de los cabezudos de Agua, Sol y Sereno –que dirige Pedro Adorno–, y una batucada a cargo de Hernando Dorvillier, director de la Escuela Comunitaria de Música de Casa Pueblo, entre otros invitados.

Los integrantes de Adjuntas Pueblo Solar informaron que, como segunda fase del proyecto, se integrará un novel sistema de almacenaje de energía de un megavatio de potencia.

Adjuntas Pueblo Solar es parte de una iniciativa más amplia de Casa Pueblo, que persigue cambiar el paisaje energético hacia uno de aprovechamiento de combustibles renovales, como el sol, para impulsar desarrollo local con adaptación climática. Hasta el momento, más de 200 instalaciones se han completado tras el paso del huracán María, incluyendo infraestructura crítica, escuelas, colmados, decenas de hogares y el cine solar, entre otros.

💬Ver comentarios