Personal médico prepara una inyección con dosis de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Moderna.
Personal médico prepara una inyección con dosis de la vacuna contra el COVID-19 desarrollada por Moderna. (The Associated Press)

La farmacéutica estadounidense Moderna informó hoy, martes, que su vacuna contra el COVID-19 protege fuertemente a los adolescentes entre 12 a 17 años, un paso que podría poner la inyección en camino para convertirse en la segunda opción para ese grupo de edad en Estados Unidos.

La compañía indicó en un comunicado de prensa que estudió el fármaco con una muestra de 3,700 personas de 12 a 17 años y los resultados mostraban, al menos, un 93% de efectividad en los niños luego de dos semanas de la primera dosis.

Los hallazgos preliminares mostraron que la vacuna desencadenó los mismos signos de protección inmune en los niños que en los adultos, y el mismo tipo de efectos secundarios temporales como dolor de brazos, dolor de cabeza y fatiga.

No hubo diagnósticos de COVID-19 en aquellos a quienes se les administraron dos dosis de la vacuna Moderna en comparación con cuatro casos entre los niños que recibieron inyecciones ficticias (placebo).

Los niños son mucho menos propensos que los adultos a enfermarse gravemente de COVID-19, pero representan alrededor del 14% de los casos de coronavirus en Estados Unidos.

La empresa espera solicitar el próximo mes una aprobación de emergencia de su vacuna para vacunar a adolescentes entre 12 a 17 años de edad.

Hasta ahora, la vacuna de Moderna está autorizada para mayores de 18 años, mientras que la de Pfizer y BioNTech, basada en una tecnología similar, se usa a partir de los 12 años.

💬Ver comentarios