Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 30 días.

Los murciélagos son de los animales que pueden contagiar más a los virus. (Shutterstock)
Los murciélagos son de los animales que pueden contagiar más a los virus. (Shutterstock)

Los murciélagoshospedar virus y bacterias, por lo que se transforman en fuente de enfermedades de alto riesgo para los humanos, pero nuevos análisis sugieren que estas no son las únicas especies propensas a alojar patógenos. 

Algunos científicos incluso han argumentado que estos animales tienen rasgos específicos que aumentan la probabilidad de contagiar a personas, y que como resultado deberían ser las especies con mayor monitoreo, de acuerdo a una publicación de “Nature”.

Entre los análisis más recientes se detectó que los murciélagos tienen más virus que otros mamíferos. Se estimó también que los grupos de animales con una gran variedad de especies cuentan con una carga mayor de agentes infecciosos, por ejemplo, los roedores, siendo el orden de mamíferos estudiados más variable. 

“También tenían la mayor cantidad de virus que se habían trasladado a las personas”, aseguró Daniel Streicker, responsable de la investigación. 

Adicionalmente, analizaron a diferentes grupos de mamíferos y aves para conocer si respondían al mismo patrón. Los resultados arrojaron que 415 virus de diversos animales se han transferido a los humanos, aunque los murciélagos y roedores siguen siendo los principales portadores de enfermedades. 

Streicker, representante del estudio “El riesgo zoonótico viral es homogéneo entre los órdenes taxonómicos de los reservorios de mamíferos y aves”, declaró que las investigaciones de enfermedades de origen animal deberían ir más allá de grupos específicos y enfocarse en regiones de alta biodiversidad.

“Observar las órdenes de los animales elimina parte de la incertidumbre sobre exactamente qué especie es la anfitriona de un nuevo virus”, aseguró. 

En contraparte existen quienes no están de acuerdo en la practicidad de analizar a otras especies mamíferas, pues los recursos de investigación son limitados. 

Los murciélagos albergan varios virus que causan enfermedades graves, como la rabia, el ébola, el SARS-CoV-1 y son sospechosos responsables del origen del Covid-19, por ello, junto con los roedores se sitúan como el foco de atención. 

El ecólogo Kevin Olival, vicepresidente de la organización ambiental de EcoHealth Alliance, consideró que el estudio desaprovechó la oportunidad de conocer si existen otros animales que cumplan el papel de “reservorios naturales”, pues los virus fueron examinados exclusivamente en animales huéspedes, en lugar de monitorear a las especies de la misma familia. 

“Esto significa que se perdió información específica de la especie sobre los huéspedes, como el tamaño de la población, la densidad, la abundancia y la cantidad de contacto con las personas. Todos estos factores pueden influir en la diversidad viral y la transmisión”, destacó el ecólogo.


💬Ver comentarios