Nota de archivo: este contenido fue publicado hace más de 90 días.

Las pulgas transportan la infección de una rata a otra y de la rata al hombre. (Shutterstock)
Las pulgas transportan la infección de una rata a otra y de la rata al hombre. (Shutterstock)

Las autoridades de China informaron este lunes que ya son tres las personas infectadas peste bubónica.

A continuación, las respuestas a las preguntas que el mundo se hace sobre la llamada "peste negra" y que ha causado millones de muertes a lo largo de la historia de la humanidad.

¿Qué es la peste bubónica y como se transmite?

La peste negra, peste bubónica o muerte negra (Black Death), causada por la bacteria Yersinia pestis, ha sido una de las pandemias más devastadoras en la historia de la humanidad. 

Sobre el origen de la peste, parece ser que los primeros casos ocurrieron en el desierto de Gobi y en 1331-1334 llegó a China, de ahí pasó a la India, luego a Rusia y a través de las rutas comerciales llegó a los puertos mediterráneos de Europa en 1346. 

Según la Organización Mundial de la Salud, hay dos tipos de peste, dependiendo de la vía de infección: bubónica y neumónica. La peste bubónica es la forma más común y está provocada por la picadura de una pulga infectada. El ganglio linfático se inflama, y da lugar a una tensión dolorosa del tejido, denominada "bubón".

Yersinia pestis es un bacilo Gram negativo. Los reservorios animales son roedores como ratas, ardillas, jerbos y ratones de campo entre los que la bacteria se trasmite a través de las pulgas (Xeopsylla cheopsis). La bacteria se puede multiplicar en el intestino de la pulga. Las pulgas transportan la infección de una rata a otra y de la rata al hombre. Al picar una pulga infectada al hombre, le retransmite la bacteria provocándole la peste “bubónica”. 

En ausencia de tratamiento, la peste puede provocar la muerte en poco tiempo, por lo que el diagnóstico precoz y el tratamiento inmediato son esenciales para la supervivencia y para reducir las complicaciones. Los antibióticos y el tratamiento de los síntomas son eficaces, si la peste se diagnostica a tiempo.

¿Cuáles son su síntomas?

Los síntomas suelen ser fiebre de aparición súbita, escalofríos, dolor de cabeza y dolores generalizados, debilidad, náuseas y vómitos. En el caso de la forma bubónica, se produce también una inflamación dolorosa de los ganglios. En la forma neumónica, los síntomas, que aparecen poco después de la infección (a veces en menos de 24 horas), son graves y de tipo respiratorio, como dificultad para respirar y tos, a menudo con restos de sangre en el esputo.

¿Por qué fue tan devastadora su presencia en Europa durante la Edad Media?

Según un artículo publicado por  Ignacio López-Goñi, catedrático de Microbiología de la Universidad de Navarra en el portal Investigación y Ciencia, la peste afectó a Europa en el siglo XIV y alcanzó su punto máximo entre 1347 y 1353, matando a más de un tercio de la población europea. 

López-Goño afirma que se calcula que unos 25 millones de personas murieron por peste sólo en Europa junto a otros 40 a 60 millones en África y Asia. Los efectos de las pandemias de peste influyeron en el desarrollo social, político y económico de la humanidad, una enfermedad que ha influido decisivamente en el curso de la historia.

A través de las rutas comerciales llegó a los puertos mediterráneos de Europa en 1346. La peste negra se repitió en Europa en sucesivas oleadas hasta el último brote a principios del siglo XIX, pero ninguno de los brotes posteriores alcanzó la gravedad de la epidemia de 1347. 

¿Cuáles son las medidas de prevención para evitar el contagio de peste bubónica?

La Organización Mundial de la Salud es categórica a la hora de informar sobre los métodos de prevención de la peste bubónica. Para prevenir la propagación de la peste, se debe evitar el contacto estrecho (a menos de 6 pies) con cualquier persona que tosa, además de reducir el tiempo que se pasa en las áreas de gran afluencia de gente. Para evitar el contagio de la peste bubónica, no se han de tocar animales muertos y se debe utilizar un repelente de insectos en las zonas donde la enfermedad es endémica.

¿Por qué sigue afectando en la actualidad?

 Los científicos coinciden en que la enfermedad no se ha modificado. Aunque es la humanidad la que se cambiado y es más fuerte y cuenta con medicinas que permiten curar la enfermedad cuando está en sus fases iniciales.

Sin embargo, la peste aún existe en las poblaciones de roedores silvestres en todo el mundo y esta situación provoca brotes ocasionales.

Alrededor de 2,000 casos humanos son reportados a la Organización Mundial de la Salud (OMS) cada año, particularmente de África. Algunos estados de EE.UU., como Arizona, Colorado, California y Nuevo México, también se han visto afectados hace algunos años.

Actualmente, se ha convertido en una peste de tipo neumónica o pulmonar. Sus efectos son peores y su propagación más rápida. Es decir, una infección de los pulmones que se propaga a través del aire.

¿El cambio climático puede afectar a la distribución de las enfermedad?

No solo los animales y las plantas forman parte del planeta, sino que también los microbios son habitantes de ese ecosistema tan complejo. Cada vez hay más ejemplos de cómo fluctuaciones en el clima pueden afectar a la población de roedores y como consecuencia causar un brote infeccioso.

Según Investigación y Ciencia, los ratones son portadores de un tipo de virus que en humanos causan un síndrome pulmonar grave, que puede llegar a causar la muerte de forma rápida. Ocurrieron así varios casos mortales y al principio se denominó a este grupo los virus Sin Nombre. Hoy en día se sabe que estos Hantavirus están distribuidos por todo el mundo y que fueron responsables de varios miles de casos de fiebres hemorrágicas.

El planeta es en realidad un ecosistema vivo y todo pequeño cambio puede afectar a las poblaciones de seres vivos que habitan en él.