Será hasta el mes de julio cuando se determine a ciencia cierta su trayectoria final (semisquare-x3)
Será hasta el mes de julio cuando se determine a ciencia cierta su trayectoria final. (NASA)

Una de las constantes preocupaciones de la NASA es la posible colisión de asteroides con la Tierra que pudieran poner en riesgo la supervivencia de la humanidad en el planeta.

Y aunque esa posibilidad quizá pudiera ocurrir en millones de años, lo cierto es que hay otros asteroides que no representan tanto riesgo, pero también se dirigen hacia nosotros.

Uno de ellos es el que la comunidad científica denominó 2006 QV89, el cual, de acuerdo con astrónomos de la NASA, podría impactar la Tierra muy pronto, tanto como septiembre de este mismo año.

Dicho asteroide tiene 131 pies de diámetro y viaja a 27,000 millas por hora.

Sin embargo, parece que no hay por qué alarmarse, pues la probabilidad de una colisión es de 1 entre 11,428, y este cuerpo se encuentra volando a 1.46 unidades astronómicas de nosotros, es decir, está más cercano a la órbita de Marte que a la nuestra.

Además, aunque cuenta con un tamaño considerable, es muy probable que al momento de entrar en la atmósfera explote, en un fenómeno similar a lo ocurrido en Rusia en el año 2013.

"La incertidumbre es demasiado grande para poder evaluar el riesgo de impacto. A una distancia tan grande no se puede precisar su órbita, que además puede cambiar, ya que en su camino la roca se verá perturbada por la gravedad de otros planetas (…) No hay una situación de emergencia, ni mucho menos”, indicó el astrónomo José María Madiedo en entrevista para ABC.

Por su parte, la NASA tampoco lo considera potencialmente peligroso, no obstante, seguirá siendo un cuerpo de estudio y será hasta el mes de julio cuando se determine a ciencia cierta su trayectoria final.


💬Ver 0 comentarios