Imagen nocturna del 2016 de Puerto Rico y el Caribe captada desde satelites de la NASA. (Google Earth) (horizontal-x3)
Imagen nocturna del 2016 de Puerto Rico y el Caribe captada desde satelites de la NASA. (Google Earth)

La Sociedad de Astronomía del Caribe (SAC) alertó que el problema de contaminación lumínica en la isla ha empeorado.

Según la entidad educativa, datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) muestran la gravedad del exceso de iluminación adecuada en el país.

“Se trata de cientos de luces que en lugar de iluminar hacia las carreteras y hacia el suelo, desperdician la luz y el dinero gastado en dicha iluminación, al escaparse gran parte de la luz hacia el cielo”, explicó la SAC.

Los mapas de la NOAA más recientes citados por la organización muestran que el exceso de iluminación hacia el cielo, que proviene de diversas áreas, en especial de la zona metropolitana, ya parecen afectar espacios que anteriormente eran más oscuros, como El Yunque.

“Unos pocos lugares en la isla desde donde aún se pueden observar hermosas vistas del firmamento, incluyendo el centro de la Vía Láctea, ya se están afectando, según instrumentos que miden la luz. Es urgente que el gobierno y la comunidad haga cumplir la ley existente 218 para el Control y la Prevención de la Contaminación Lumínica en Puerto Rico", señaló la SAC.

La entidad destacó que la seguridad mejoraría si se enfocan las luces exteriores hacia abajo, a la vez que se evitarían los daños que está ocasionando la contaminación lumínica.

“El problema aquí está cada vez más grave, y muchos parecen desconocer que ya hay evidencia científica que vincula el exceso de iluminación con el aumento en casos de cáncer de seno, de próstata y otros tipos de cáncer”, denunció la SAC.

Un estudio de la Universidad de Harvard, publicado el año pasado en la revista Environmental Health Perspectives, concluyó que las mujeres que viven en áreas con una amplia exposición a la iluminación artificial durante la noche tienen un mayor riesgo (14% más) de ser diagnosticadas con cáncer de seno, contrario a las que vivien en zonas con menos luz. 

 El mayor riesgo, lo sufren las mujeres que trabajan en horario nocturno, ya que tienen una mayor exposición a la luz artificial.

"El asunto es preocupante, ya que la contaminación lumínica no solo impide apreciar los cielos nocturnos, sino que afecta a diversas especies, incluyendo al ser humano ya que, al comparar poblaciones similares, estudios han demostrado que las zonas con más iluminación inadecuada tienen más casos de cáncer", añadió.

Según la organización astronómica, la relación con el cáncer se debe a que el ser humano necesita unos períodos naturales de reposo en oscuridad, en los que el cuerpo produce una hormona o sustancia llamada melatonina, vinculada al sistema inmunológico, la cual protege a los humanos de diversas enfermedades, incluyendo el cáncer.

“Mientras descansamos o simplemente mientras es de noche, cuando nuestros ojos reciben luz artificial, especialmente luz blanca, en el cerebro se produce una señal que ordena la interrupción de producción de melatonina, afectando nuestra salud", explicó la SAC.

El Departamento de Recursos Naturales y Ambientales llevará a cabo mañana, miércoles, un simposio sobre la contaminación lumínica en Puerto Rico en el Colegio de Ingenieros y Agrimensores, en Hato Rey a las 8:00 a.m.  

Por otro lado, la SAC realizará el próximo sábado 8 de septiembre una noche de observación astronómica en La Pitahaya, en Cabo Rojo, con el propósito de demostrar “parte de lo que la naturaleza nos brinda y no podemos ver desde otras áreas afectadas por la contaminación lumínica”.


💬Ver 0 comentarios