(semisquare-x3)
Pese a ello, los investigadores detallan que el incremento de la desigualdad no es el único factor que desencadena estos conflictos (EFE).

Uno de los grandes problemas que enfrenta la humanidad es el cambio climático, una situación que se ha tratado a nivel internacional durante los últimos años para poder disminuir este efecto.

Y es que entre las consecuencias que esto genera, se encuentra la extinción de varias especies, el aumento en el nivel de los océanos y la aparición de fenómenos meteorológicos cada vez más extremos, lo cual resulta devastador.

Sin embargo, las consecuencias para el planeta y para el hombre son muchas más, aunque no son tan evidentes, y una de ellas es la posibilidad del aumento de los conflictos armados en todo el mundo.

Así lo revela un estudio reciente publicado en la revista Nature, elaborado por científicos de la Universidad de Stanford y un equipo multidisciplinar de expertos en materias como la economía, la política y las ciencias ambientales.

De acuerdo con los expertos, el calentamiento global lleva años afectando negativamente a sectores como la agricultura o la ganadería, que son el sustento de buena parte de los habitantes de las zonas más favorecidas del planeta, de ahí que su declive afecte negativamente a su economía, aumentando aún más las desigualdades sociales que ya existen por otras muchas razones.

Como consecuencia, los conflictos armados iniciados por este tipo de motivos proliferarían a medida que estas diferencias se pronunciaran. Incluso, de acuerdo con el estudio, el clima ya ha podido estar relacionado con entre el 3% y el 20% de los conflictos armados iniciados a lo largo del último siglo.

Pero el problema podría aumentar, ya que un incremento de 35°F con respecto a los niveles preindustriales, duplicaría este tipo de sucesos con un 13% de probabilidad, según revela el informe.

Pese a ello, los investigadores detallan que el incremento de la desigualdad no es el único factor que desencadena estos conflictos, pues las diferencias económicas provocadas por otras causas o la fortaleza de los gobiernos, también influyen en este aspecto, sin tener nada que ver con el calentamiento global.

Lo cierto es que los resultados de este estudio refuerzan la necesidad de poner manos a la obra, a fin de evitar que el cambio climático genere mayores consecuencias.


💬Ver 0 comentarios