Un grupo de científicos australianos esperan probar en humanos una droga antiparasitaria para matar al coronavirus. (Shutterstock)

Se llama ivermectina y es un antiparasitario que se usa para vacas. Un equipo de científicos en Australia está detrás de esta investigación, en la que ya comprobaron que mata al coronavirus en 48 horas.

La ivermectina es un medicamento popular entre los veterinarios. Ahora los investigadores australianos están trabajando arduamente para comprobar, a través de análisis clínicos, si puede ser efectivo en los seres humanos, ya que según su investigación, hasta ahora han realizado las pruebas en cultivos celulares.

Detrás de este experimento están expertos del Instituto de Biomedicina de Monash en Melbourne, Australia, en colaboración con el Instituto de Infección e Inmunidad Peter Doherty y el Royal Melbourne Hospital.

Ellos hicieron enfásis en que el siguiente paso es hacer las pruebas en el hombre, por lo que aún no puede determinarse como una cura para el COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud explica que la ivermectina es una droga que trata las enfermedades parasitarias. Ha demostrado su eficacia in vitro contra una amplia gama de virus, incluidos el VIH, el dengue, la gripe y el virus del Zika.

Ante el entusiasmo del equipo que está detrás de esto, el siguiente paso es determinar la dosis adecuada y empezar a probarla en los seres humanos y quieren hacerlo lo antes posible.

"Descubrimos que incluso una sola dosis esencialmente podría eliminar todo el ARN viral a las 48 horas y que incluso a las 24 horas hubo una reducción realmente significativa", dijo la doctora Kylie Wagstaff, del Instituto de Biomedicina de Monash.

Parte de esta investigación se puede encontrar en el portal Science daily.

"La ivermectina se usa ampliamente y se considera un medicamento seguro. Necesitamos determinar ahora si la dosis a la que se puede usar en humanos será efectiva, ese es el siguiente paso", dijo Wagstaff.

"En momentos en que tenemos una pandemia mundial y no hay un tratamiento aprobado, si tuviéramos un compuesto que ya estuviera disponible en todo el mundo, eso podría ayudar a las personas antes. De manera realista, pasará un tiempo antes de que se aplique una vacuna ampliamente disponible. Aunque sedesconoce el mecanismo por el cual ivermectina funciona en el virus, es probable, en función de su acción en otros virus, que funcione para evitar que el virus 'atenúe' la capacidad de las células huésped para eliminarlo", explicó en la investigación, encabezada por el doctor Leon Caly.

"Como el virólogo que formó parte del equipo que fue el primero en aislar y compartir el SARS-COV2 fuera de China en enero de 2020, estoy entusiasmado con la posibilidad de que ivermectina se use como un posible fármaco contra COVID-19", señaló Caly en sus avances.

Los expertos coinciden en que se necesitan hacer más pruebas preclínicas y ensayos clínicos con los fondos necesarios para continuar con este trabajo.

La ivermectina ha sido objeto de estudios desde hace muchos años.


💬Ver 0 comentarios