El punto brillante en el centro de la imagen es un remanente estelar sobrecalentado, es decir, un vestigio de lo que la estrella fue antes de morir (NASA).

El telescopio espacial Hubble, un proyecto conjunto de la NASA y la Agencia Espacial Europea, logró captar la imagen de la dinámica de una estrella moribunda en la constelación de Géminis.

Se trata de NGC 2371/2, una estrella parecida a nuestro Sol que se está descomponiendo al llegar al final de su ciclo de vida.

En un principio, la imagen confundió a los astrónomos, quienes creyeron que se trataba de dos objetos que formaban una nebulosa planetaria, informó la NASA a través de un comunicado.

Pero después de un análisis más profundo, se determinó que los dos objetos, uno en la parte superior derecha de la imagen y otro en la parte inferior izquierda, resultaron ser el material del que está compuesta la estrella, que se está desprendiendo a medida que muere y lanzándolo al espacio.

Además, se señala que el punto brillante en el centro de la imagen es un remanente estelar sobrecalentado, es decir, un vestigio de lo que la estrella fue antes de morir.

De acuerdo con la NASA, la estructura de esta región es compleja, pues está llena de densos nudos de gas, chorros de rápido movimiento que parecen cambiar de dirección con el tiempo y nubes de material en expansión que fluyen hacia afuera en lados opuestos de la estrella remanente.

Los restos de la estrella se iluminan por su radiación energética, que activa el gas que la envuelve.

Asimismo, la agencia espacial estadounidense reveló que esta imagen irá cambiando durante el transcurso de los próximos miles de años, hasta que el cuerpo se enfríe, se oscurezca y se convierta en una enana blanca.


💬Ver 0 comentarios