Los ojos del ratón, al igual que los ojos humanos, se limitan a ver
Los ojos del ratón, al igual que los ojos humanos, se limitan a ver "luz visible", que constituye solo una pequeña parte del espectro electromagnético. (EFE)

La visión infrarroja, es decir, la capacidad de ver más allá del espectro visible, es algo que el humano no puede experimentar, y solo lo hemos visto en cómics como Superman, sin embargo, en un futuro eso podría cambiar.

Y es que, como parte de una investigación para mejorar la vista en ratones, un grupo de científicos chinos inyectó nanopartículas en las retinas de estos animales, dando como resultado que desarrollaran visión infrarroja.

Los investigadores, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de China y la Facultad de Medicina de la Universidad de Massachusetts, desarrollaron una "nanopartícula ocular" que puede detectar la luz infrarroja cercana (NIR).

Esta nanopartícula es tan pequeña que puede inyectarse en el ojo interno donde se adhiere a las células de la retina, las responsables de convertir la luz en señales eléctricas que pueden ser interpretadas por el cerebro.

Su estudio, publicado en la revista científica Cell, muestra que los ratones recibieron una "supervisión", lo que les permite ver más allá del espectro visible, sin ningún efecto en su visión regular.

Los ojos del ratón, al igual que los ojos humanos, se limitan a ver "luz visible", que constituye solo una pequeña parte del espectro electromagnético.

Típicamente, nuestros ojos solo responden a longitudes de onda en el espectro entre aproximadamente 400 y 700 nanómetros. Las longitudes de onda más largas que 700 nanómetros son invisibles para nosotros y están designadas como "infrarrojas".

Es improbable saber si este proceso se puede replicar dentro del ojo humano, pero sí es un paso para entender si la nanotecnología puede ayudar a mejorar la visión de los roedores y, en un futuro, imaginar cómo estos avances tecnológicos y científicos pueden ayudar a la vida del hombre.


💬Ver 0 comentarios