Zelandia, el séptimo continente. (Suministrada/Geology)

Una investigación publicada en la revista científica "Geology" arrojó nuevos datos sobre el origen y la formación de Zelandia, el continente sumergido bajo las aguas del Pacífico, y del que solo afloran sus montañas más altas: Nueva Zelandia y Nueva Caledonia.

El informe surgió que el territorio hundido se formó de dos eventos tectónicos. Primero fue arrancado de Australia y la Antártida hace 80 millones de años, y luego fue moldeado por las fuerzas que iniciaron el Anillo de Fuego del Pacífico, una zona de volcanes y terremotos que va por las costas occidentales de América del Norte y del Sur, pasando Alaska y Japón, hasta Nueva Zelandia.

Zelandia, es el séptimo continente en la Tierra y está situado al este de Australia. También se le conoce como Tasmantis.

Los autores de este estudio, liderado por Rupert Sutherland -que incluyen investigadores de 13 países diferentes- han encontrado evidencias de que algunas regiones se elevaron incluso por encima del nivel del mar entre 50 y 35 millones de años, mientras que otros puntos se hundieron en las aguas profundas, y posteriormente toda la región se hundió al menos media milla (un kilómetro).

"Reconocido como el séptimo continente, tiene una geografía muy poco usual porque se encuentra mayormente sumergido a más de un kilómetro de profundidad, mientras que los otros seis continentes tienen extensas áreas de tierra que afloran en superficie", explica en el estudio Laia Alegret, paleontóloga de la Universidad de Zaragoza y coautora de la investigación.

Otras investigaciones en Zelandia

El territorio objeto de la investigación, es reconocido como el séptimo continente y tiene una geografía muy poco usual porque se encuentra mayormente sumergido a más de media milla (un kilómetro) de profundidad en el Pacífico, mientras que los otros seis continentes - África, Eurasia, Norteamérica, Sudamérica, Antártida y Australia- tienen extensas áreas de tierra que afloran en superficie.

En 1972, la primera expedición científica que recuperó muestras de Zelandia en los fondos oceánicos situados entre Australia, Nueva Zelanda y Nueva Caledonia concluyó que un océano profundo se creó cuando Zelandia se separó del antiguo continente Gondwana hace 85 millones de años, en la época de los dinosaurios.

En tanto, en 2017 la expedición 371 del programa internacional IODP perforó sondeos del fondo marino para explorar por primera vez en detalle Zelandia, y para comprobar una nueva hipótesis: que la formación del anillo de fuego del Pacífico tuvo un papel fundamental en dar forma a este nuevo continente.

Zelandia

Según las conclusiones que se establecen en el estudio, Zelandia fue víctima de un "evento de ruptura de la subducción", lo que significa que ocurrió algo similar a un teremoto masivo y lento.

"¿Cuáles fueron las consecuencias de estos cambios geográficos para las plantas, los animales o el clima», se han preguntado. «¿Podemos trazar modelos de ordenador para describir los procesos geológicos que ocurrieron en las profundidades? Todavía estamos trabajando en ello", advierten los expertos en la reciente investigación.


💬Ver 0 comentarios