Las plantas de tabaco logran tener brillo propio mediante el uso de ADN de hongos bioluminiscentes. (La Nación/GDA)

Las plantas luminosas no son una novedad, e incluso exisen animales que tienen la capacidad de ser fluorescentes, como las ovejas modificadas genéticamente en Uruguay. Sin embargo, un grupo de investigadores lograron crear una vegetación que posee un mayor brillo en la oscuridad gracias al uso de ADN de hongos bioluminiscentes.

Este fue el caso de los ejemplares del tabaco utilizados por los científicos de la Academia de Ciencias de Rusia, que combinaron el ácido cafeico, una molécula presente en casi todas las plantas, con una enzima adicional que le permiten emitir alrededor de 10,000 millones de fotones por minuto.

De esta forma, las hojas podían producir su propio brillo sin necesidad de químicos externos, y estuvo presente durante todo el ciclo de vida de la planta, desde el follaje hasta los tallos y las raíces.

A simple vista, este descubrimiento publicado en la revista Nature permite brindarle nuevas herramientas de observación a los científicos para analizar el funcionamiento de las plantas.

En el detalle, los ejemplares jóvenes brillan más y las flores son las partes que más se lucen en la oscuridad.

Dadas estas características llamativas, sus creadores también planean aplicar este descubrimiento para su desarrollo comercial con Planta, una firma rusa que evalúa el uso de esta tecnología para crear plantas decorativas bioluminiscentes.


💬Ver 0 comentarios