Esta prueba permite predecir con un 83% de exactitud si la persona en cuestión se mantendrá viva o morirá (Max Planck Institute for Biology of Ageing).

Un grupo de especialistas del Instituto de Biología del Envejecimiento de la Sociedad Max Planck (Alemania) desarrolló un análisis de sangre que puede determinar los riesgos de morir de una persona en los próximos 10 años.

Por medio de 14 biomarcadores diferentes, esta prueba permite predecir con un 83% de exactitud si la persona se mantendrá viva o moriráen los siguientes 5 a 10 años, según detalla un documento publicado en la revista Nature.

Para ello, los investigadores realizaron un estudio en el que participaron más de 44,000 personas de entre 18 y 109 años, de los cuales 5,512 murieron durante un seguimiento de dos a 16 años en cada uno de los pacientes.

Según relatan en el documento, lo que hicieron fue estudiar la sangre de 44,168 personas. Sin embargo, lo que querían era determinar la edad biológica, que depende de muchos factores relacionados a la salud.

Tomando eso en cuenta, los investigadores verificaron los resultados de la sangre. Así, determinaron los biomarcadores que darían la información relacionada a una próxima mortalidad.

Entre los factores que parecen determinar el riesgo de muerte, se encuentran ciertos niveles de aminoácidos y de colesterol "bueno" y "malo", desequilibrios de ácidos grasos, inflamación, respuesta inmune general y control de glucosa, informa un comunicado del Instituto Max Planck.

Aunque esto representa un importante paso para saber sobre la salud de las personas, todavía falta mucho tiempo para que la prueba sea usada clínicamente.

Los científicos ahora planean probar sus resultados en estudios posteriores, y esperan que su trabajo ayude algún día a introducir análisis de sangre que ayuden a controlar el tratamiento del paciente.


💬Ver 0 comentarios