Nota de archivo: Este contenido fue publicado hace más de 90 días

 (horizontal-x3)
Si un velociraptor viviera hoy, parecería un ave un poco extraña y no el dinosaurio que aparece en Jurassic Park. (Twitter/@PsyJotics)

Cada vez que está por salir una nueva película de la saga de Jurassic Park, lo primero que viene a nuestra mente es cuáles serán los nuevos dinosaurios que aparecerán, pero también en dónde estarán los consentidos y temidos velociraptores.

El paleontólogo de Yale, John Ostrom descubrió al dinosaurio en el que está basado el velociraptor de Jurassic Park: El Deinonychus, que en griego significa "garra terrible".

Vivió en el período cretáceo y los fósiles, descubiertos en la década del 60 en Estados Unidos, revelan que se trató de un dinosaurio que alcanzaba las 176 libras de peso y podía medir más de nueve pies de largo.

Tal como lo indica su nombre, el Deinonychus tenía grandes garras en sus extremidades inferiores (tres en cada una) las cuales usaba para cazar. Porque el Deinonychus fue un depredador, aunque no hay total consenso entre los paleontólogos sobre si cazaba en manadas o si se trató de un cazador solitario. Lo que sí se cree es que no era tan rápido como las aves modernas no voladoras.

Por su parte, el velociraptor, una de las estrellas de Jurassic Park, es bastante menos glamoroso que su contraparte ficticia, al menos en cuanto tamaño: es casi como un pavo, levemente más grande.

El velociraptor real era un depredador nocturno que también estaba cubierto de plumas, tenía sangre caliente y las garras en sus extremidades inferiores eran usadas para atacar a su presa.

Sin embargo, los paleontólogos concuerdan en que, si un velociraptor viviera hoy, parecería un ave un poco extraña.

El Deinonychus estaba cubierto en plumas. Los descubrimientos más recientes sobre dinosaurios de varios tipos concuerdan en que estos tenían plumas de forma similar a las aves.

Los estudios de Ostrom sugirieron por primera vez que los dinosaurios tenían sangre caliente, hipótesis basada en la agresividad de movimientos del Deinonychus.

John Ostrom fue parte importante de la concepción de Jurassic Park. Michael Crichton, autor de la novela original, utilizó el trabajo de Ostrom como base para crear el velociraptor, excepto un pequeño detalle: el nombre. En un artículo de hace varios años en la web de Yale, Ostrom explicó los motivos de este cambio.

Michael Crichton, casi disculpándose, explicó que para la novela decidió usar el nombre de velociraptor, uno de los parientes más cercanos del Deinonychus que había encontrado. Según Crichton, “el nombre era más 'dramático' y yo estuve de acuerdo, porque la mayoría de la gente no entendía el idioma griego”.


💬Ver 0 comentarios