(semisquare-x3)
Estas antiguas estructuras de placas tectónicas, están teniendo un gran impacto en los patrones de fusión del hielo (EFE).

Durante los últimos años, la Antártida ha sufrido un derretimiento acelerado que amenaza con aumentar los niveles de los océanos.

Y aunque la comunidad científica sabe que una de las causas más importantes de esta situación es el cambio climático, recientemente descubrieron algo que los puso en alerta.

Se trata de una antigua formación rocosa debajo de la plataforma de hielo Ross en la Antártida, que fue detectada gracias al proyecto ROSETTA-Ice en esa región.

Estas antiguas estructuras de placas tectónicas, están teniendo un gran impacto en los patrones de fusión del hielo, según revela un estudio reciente publicado en Nature Geoscience.

El equipo recolectó imágenes del hielo y mediciones del campo magnético. La plataforma de hielo de Ross es tan gruesa que los métodos tradicionales basados en barcos no funcionarían. Sin embargo, lo que los alertó fue un área a medio camino a través de la plataforma.

Kirsty Tinto, científico investigador de la Universidad de Columbia y autor principal del estudio, reveló que lo que encontraron fue una enorme pieza cuyo límite tiene un efecto profundo en la plataforma de hielo que se encuentra por encima.

Este límite geológico estaba haciendo el lecho marino en el lado este de la Antártida mucho más profundo que el oeste, y eso afecta la forma en que el agua del océano circula bajo la plataforma de hielo.

Mediante simulaciones por ordenador, descubrieron cómo la geología descubierta afecta las corrientes submarinas. Muy poca agua caliente llega a la plataforma de hielo, pero las corrientes de agua fría pueden llegar a las partes más profundas de los glaciares de la Antártida Oriental, lo que hace que se derritan.

De acuerdo con los expertos, las corrientes oceánicas afectan la tasa de deshielo en la parte superior, y esto significa que puede impactar a todo el planeta.


💬Ver 0 comentarios