El aumento en el nivel del mar causado por el cambio climático podría ocasionar que los desechos se derramen en el océano (Shutterstock).

En las décadas de 1950 y 1960, durante la Guerra Fría, Estados Unidos detonó 67 bombas nucleares en las islas Marshall y a sus alrededores. Posterior a ese evento, el Pentágono utilizó ese mismo espacio para probar armas biológicas.

Una vez que Estados Unidos terminó, recogió el suelo irradiado y arruinado de las islas, lo vertió en un cráter dejado por una detonación nuclear, lo mezcló todo con concreto y lo cubrió en una cúpula de concreto.

Sin embargo, el aumento de los niveles y las temperaturas del mar causados por el cambio climático, está provocando que la cúpula se esté abriendo, amenazando con derramar desechos nucleares en el Océano Pacífico.

La tumba poco profunda, llamada The Runit Dome y conocida localmente como "The Tomb", es una cúpula de hormigón de 17 pulgadas con un diámetro de 377 pies que se encuentra en la isla Runit en el atolón Enewetak.

Su trabajo consistía en contener el material radiactivo producido por las pruebas nucleares de los Estados Unidos, pero ahora las mareas están subiendo por sus costados, avanzando más cada año a medida que los glaciares distantes se derriten y las aguas del océano suben.

Los funcionarios de las Islas Marshall han presionado al gobierno de EE.UU. en busca de ayuda, pero la respuesta es que la cúpula está en tierra de las Islas Marshall y, por lo tanto, es responsabilidad del gobierno de las Islas Marshall.

"Me pregunto, ¿cómo puede ser (la cúpula) nuestra?", Dijo Hilda Heine, presidenta de la República de las Islas Marshall, en una entrevista en su oficina presidencial en septiembre. "No lo queremos. No lo construimos. La basura adentro no es nuestra. Es de ellos", declaró a Los Angeles Times.

Para muchos en la República de las Islas Marshall, Runit Dome es la manifestación más visible del legado nuclear de los Estados Unidos, un símbolo de los sacrificios que hicieron por la seguridad de los Estados Unidos y las promesas incumplidas que recibieron a cambio.

"Más que en cualquier otro lugar, las Islas Marshall son víctimas de las dos mayores amenazas que enfrenta la humanidad: las armas nucleares y el cambio climático", dijo Michael Gerrard, un estudioso legal de la facultad de derecho de la Universidad de Columbia.

Y agregó: "Estados Unidos es completamente responsable de las pruebas nucleares allí, y sus emisiones han contribuido más al cambio climático que las de cualquier otro país".


💬Ver 0 comentarios