Algunos investigadores opinan que el imperio Neoasirio fue la primera superpotencia en la historia del mundo (Shutterstock).

Mucho se ha hablado del cambio climático durante los últimos años, debido a las consecuencias que este genera para el hombre y para nuestro planeta.

Sin embargo, no se trata de un problema actual, ya que ha tenido repercusiones en el pasado, llegando incluso a acabar con todo un imperio.

Así lo revela un estudio publicado en la revista Science Advances, en el que un grupo internacional de científicos analizó las causas que llevaron a la caída del Imperio Neoasirio, el cual se desarrolló principalmente en lo que hoy es el norte de Irak.

De acuerdo con los expertos, una serie de adversidades climáticas se alinearon con el momento del colapso del imperio en el año 609 aC, lo que provocó disminuciones en la productividad agrícola de la región que condujeron a la desaparición política y económica de este imperio en 60 años.

El estudio, dirigido por Ashish Sinha, de la Universidad Estatal de California, detalla cómo las mega-sequías del siglo VII a.C. desencadenaron un declive en el estilo de vida de Asiria, que contribuyó a su colapso final.

Algunos investigadores opinan que el imperio Neoasirio fue la primera superpotencia en la historia del mundo. Además, se trató del mayor imperio de la región hasta ese momento, controlando gran parte del territorio desde el Golfo Pérsico hasta Chipre.

Fueron tres siglos de gran auge, que acabaron abruptamente con una caída que arrasó todo en solo unas pocas décadas. La razón de que esto ocurriera es algo que ha llamado la atención de los historiadores durante años.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron el agua que se fosilizó en dos estalagmitas en la cueva de Kuna Ba, en el norte de Irak. Estos registros indican que el intervalo entre 850 aC y 740 aC (cuando el imperio estaba en su apogeo) fue uno de los períodos más húmedos en 4,000 años.

Sin embargo, el registro también sugiere que la precipitación de la estación fría durante una sequía prolongada, que duró dos décadas o más, durante el siglo VII aC, pudo impedir el mínimo requerido de lluvia para la agricultura productiva, y eso derivó en el colapso del imperio.


💬Ver 0 comentarios