He Jiankui presenta su trabajo en la II cumbre internacional sobre Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong (semisquare-x3)
He Jiankui presenta su trabajo en la II cumbre internacional sobre Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong. (EFE)

El científico chino He Jiankui justificó hoy la "validez" de haber creado los primeros bebés genéticamente modificados del mundo sin ningún tipo de respaldo institucional, y anunció que hay otra mujer embarazada de un embrión cuyos genes también se han modificado.

El segundo posible embarazo está en una fase muy inicial y hace falta más tiempo de control para confirmar si seguirá adelante, apuntó He.

He relató que ha experimentado con siete parejas, con uno de sus miembros infectados con VIH, y anunció que hay al menos un embarazo entre ellas "en su fase temprana" y otros más "posibles".

Sin embargo, anunció que va a hacer una pausa en sus ensayos clínicos "debido a las controversias" que han suscitado.

El científico tenía programado con antelación participar en un simposio sobre la Edición del Genoma Humano en la Universidad de Hong Kong, lo que desató hoy gran expectación académica y mediática en el recinto universitario donde se celebraba la conferencia, según reveló EFE.

"Todo el revuelo se debe a la filtración de las noticias sobre mi estudio", estimó He, que llegaron "antes de lo previsto", mientras que el moderador de la conferencia, Robin Lovell-Badge, confirmó que los organizadores no sabían nada del experimento.

El investigador de 34 años anunció este lunes que había utilizado la técnica CRISPR/Cas9 en dos gemelas para hacerlas resistentes a enfermedades como el VIH, revelación que generó controversias y dudas tanto de la opinión pública como de la comunidad científica dentro y fuera de China.

"El estudio ha dado resultados efectivos y ha sido entregado para su revisión" a la comunidad científica, afirmó He.

El genetista -que reconoció que su experimento no estaba avalado por ninguna institución oficial- aseguró que las gemelas supuestamente editadas genéticamente, Lulu y Nana"nacieron sanas y felices", gracias a la fertilización in vitro con tecnología de modificación genética "que evitará que se infecten con el VIH".

He defendió su elección del VIH en lugar de una enfermedad congénita letal para probar la edición genética, e insistió en que las niñas podrían beneficiarse.

"Necesitan esta protección dado que no hay una vacuna disponible”, afirmó el investigador.

Por el momento no hay confirmación independiente sobre la afirmación de He, quien no publicó aún su investigación en ninguna revista científica donde pueda analizada por expertos.

De acuerdo con AP, en la conferencia He se negó a responder muchas preguntas, incluyendo quien pagó su trabajo, cómo se aseguró de que los participantes entendiesen los posibles riesgos y beneficios, y por qué mantuvo su trabajo en secreto hasta que estuvo completado.

Tras la charla de He, destacados científicos dijeron que ahora hay más razones que nunca para estar preocupados y más preguntas que respuestas.

El director de la conferencia calificó el experimento de "irresponsable", señalando que era una prueba de que la comunidad científica había fallado para autorregularse y evitar los primeros esfuerzos para alterar el ADN.


💬Ver 0 comentarios