La organización sin fines de lucro Sea Life Trust se encarga del proceso. (Suministrada)

Londres, Inglaterra - La organización sin fines de lucro británica Sea Life Trust anunció hoy, miércoles, que dos ballenas beluga que han permanecido en cautiverio serán puestas en libertad el próximo junio en el primer santuario marino creado en aguas abiertas para proteger a estos mamíferos.

La organización británica informó en un comunicado que "Little Grey" y "Little White" se encuentran en la "fase final de preparación" y "listas" para abandonar las "instalaciones temporales" de la isla islandesa de Heimaey, adonde llegaron el pasado año procedentes de un acuario de China.

Su nuevo hogar será el santuario construido en la bahía natural de Klettsvik, en la costa sur de Islandia, con ayuda de la "generosa donación" económica de la empresa de entretenimiento británica Merlin Entertainments.

"Durante los últimos doce meses, la salud de 'Little Grey' y 'Little White' ha sido vigiladas de cerca por un equipo de expertos y veterinarios después de su épico viaje de reubicación de 6,000 millas por aire, tierra y mar desde China para comenzar una nueva vida en Islandia", explicó Sea Life en la nota.

En ese periodo, las ballenas han pasado un "proceso de aclimatación" para regresar a un "hábitat más natural" de "aguas sub-árticas más frías", en el que se les han "enseñado la diferente flora y fauna" con la que deberán convivir.

Los expertos también han adiestrado a los dos cetáceos para que puedan negociar las compuertas de entrada al santuario y reconozcan sonidos de alta frecuencia, los cuales les guiarán en su trayecto hacia la bahía.

"Este es un proyecto de bienestar marino complejo y nuestro equipo de expertos cuidadores, reconocidos mundialmente, siempre lo ha desarrollado teniendo en cuenta las necesidades individuales de 'Little Grey' y 'Little White'", destacó Andy Bool, director de Sea Life.

El activista aseguró que la organización seguirá "vigilando cuidadosamente" su "salud y bienestar", así como las "condiciones meteorológicas islandesas" de cara a su puesta en libertad en junio.

El santuario de Klettsvik Bay tiene una extensión aproximada de 32,000 metros cuadrados y hasta 10 metros de profundidad, lo que le convierte en el hábitat idóneo para asegurar la supervivencia de las dos ballenas beluga.


💬Ver 0 comentarios