Imagen de la Vía Láctea. (Shutterstock)

Un grupo de investigadores internacionales reportó en la revista Nature el hallazgo de cuatro objetos en órbitas cercanas a un agujero negro en el centro de la Vía Láctea.

Según la reseña, los cuerpos tienen órbitas diferentes, pero comparten un origen similar con los encontrados anteriormente. El equipo cree que podría tratarse de un híbrido de gas y estrella.

Los científicos franceses y estadounidenses, liderados por Anna Ciurlo de la Universidad de California, en Los Ángeles, fueron los encargados de este reciente descubrimiento en conjunto con Observatorio W. M. Keck en Hawai.

En su publicación especifican que estos cuerpos registraron emisiones de hidrógeno, que por sus velocidades y sus órbitas son satélites de Sagitario A* (un agujero negro supermasivo), sin embargo, los indicadores de sus trayectorias muestran una gran variedad.

"Estos objetos parecen gas pero se comportan como estrellas", resumió en una nota de prensa Andrea Ghez, de la universidad californiana.

Esta nueva clase de objetos, llamados objetos G, se ven compactos la mayor parte del tiempo y se estiran cuando sus órbitas, que oscilan entre 100 y 1,000 años, los acercan al agujero negro.

"El hecho de que ahora haya varios de estos objetos observados cerca del agujero negro significa que son, muy probablemente, parte de una población común", apuntó en la misma nota el coautor Randy Campbell, jefe de operaciones científicas del Observatorio Keck, publica la agencia Efe.

En sus conclusiones, los astrónomos indican que los objetos serían el resultado de un producto altamente inflamado de la fusión de un par de estrellas.

Una de las cosas que más "entusiasma" a los expertos sobre esta nueva familia es que las partes que pierden por la fuerza del agujero negro podrían ser capaces de "producir un impresionante espectáculo de fuegos artificiales, ya que el material que se come Sagitario A se calentará y emitirá abundante radiación".


💬Ver 0 comentarios