(semisquare-x3)
Gracias al británico Nevil Maskelyne y al astrónomo estadounidense John Bacon se lograron estas imágenes (Royal Astronomical Society).

Un eclipse solar siempre es un fenómeno digno de admirar y nadie se lo quiere perder.

Hoy en día la tecnología nos permite apreciar este suceso, aunque se registre del otro lado del mundo, todo gracias a la transmisión por internet.

Sin embargo, hace más de un siglo no era así, y capturar imágenes de un eclipse era mucho más difícil.

Pese a ello, la grabación más antigua que existe de un fenómeno natural como este data de 1900, gracias al británico Nevil Maskelyne y al astrónomo estadounidense John Bacon.

Fue en mayo de ese año cuando ambos se encontraban en una expedición en Carolina del Norte, organizada por la asociación astronómica del Reino Unido, y lograron captar un eclipse mediante un adaptador telescópico especial para la cámara fotográfica.

Según revela la Royal Astronomical Society (RAS), Maskelyne estaba implicado activamente en las pruebas astronómicas y tecnológicas, y quería demostrar que el desarrollo del cine estaba estrechamente relacionado con los éxitos de la ciencia.

Pero esta no fue la primera vez que el británico buscó capturar un eclipse. Su primer intento ocurrió en 1898 en la India, pero las filmaciones fueron robadas cuando estaba regresando de su expedición.

Ahora, 119 años después de la grabación en Carolina del Norte, el Instituto Cinematográfico Británico junto con la RAS restauraron dicha filmación, y no solo eso, sino que además la recuperaron en calidad 4K.

Para ello montaron la película fotograma a fotograma y, de acuerdo con Mike Cruise, presidente de la Royal Astronomical Society, “estas escenas de un eclipse solar son unas de las vistas más espectaculares de la astronomía, una visión cautivadora de la ciencia victoriana en acción”.

Hasta el momento, se sabe que esta es la única película de Maskelyne, por lo que representa la primera grabación de un eclipse solar en la historia.


💬Ver 0 comentarios