Imagen obtenida por el Telescopio Espacial Spitzar de la NASA. (NASA)

Todo lo que sucede en el Universo se ha ganado un interés constante por parte del ser humano, y el hecho de pensar que podemos habitar en otro planeta que no sea la Tierra, lo hace aún más atractivo.

Recientemente, el Telescopio Espacial Spitzar de la NASA reveló que el exoplaneta KELT-9b es más caliente que algunas estrellas y que puede alcanzar los 45.36806 grados F en su superficie y sus moléculas se destruyen frecuentemente en la atmósfera.

Ubicado en la constelación de Cygnus, este exoplaneta registra tres veces la masa de Júpiter. Fue descubierto por un grupo de astrónomos en el año 2017.

Los nuevos datos descubiertos por el observatorio Spitzer indican que sus moléculas de gas hidrógeno están trituradas en el lado diurno del planeta y que no pueden reestructurarse hasta que no están en su parte nocturna.

Los recientes hallazgos fueron publicados en la revista Astrophysical Journal Letters.


💬Ver 0 comentarios