El hallazgo de Teegarden B y Teegarden C se anunció en junio de este año (NASA).

La posibilidad de habitar otros planetas es algo que se ha planteado el ser humano durante años, y que cobra fuerza en la actualidad con próximas misiones a la Luna y a Marte.

Sin embargo, no todos los planetas tienen las condiciones para ser habitables y, de hecho, son muy pocos los que cuentan con estas características, aunque existen dos exoplanetas que son muy parecidos a la Tierra.

Se trata de Teegarden B y Teegarden C, los cuales rotan alrededor de la estrella Teegarden y se ubican a 12.5 años luz del Sol, según revelan los astrónomos Amri Wandel y Lev Tal-Or de la Universidad de Tel Aviv (Israel).

En un estudio publicado en The Astrophysical Journal Letters, los investigadores se centraron en observar hasta qué punto estos dos exoplanetas serían capaces de contener agua y, por tanto, albergar vida.

Además, señalan que tanto el planeta B como el planeta C están relativamente cerca de su estrella, Teegarden, y que tardan en completar su órbita 4.9 y 11.4 días, respectivamente, que significa que entran dentro de la zona de habitabilidad fijada en astrofísica.

Los científicos creen que ambos planetas, que tienen 1.25 y 1.33 masas terrestres y cuyo descubrimiento se anunció en junio de este año, pueden ser rocosos, tener un núcleo de hierro y estar cubiertos por el océano.

Los astrónomos señalan también que, si bien los dos planetas rotan alrededor de Teegarden, no lo hacen sobre su propio eje, por lo que uno de sus lados siempre mira hacia su sol y que, por tanto, en la mitad del planeta siempre es de noche y en la otra mitad siempre es de día.

Aun no se confirma la presencia de atmósfera en ambos exoplanetas, sin embargo, si hubiese una, incluso una delgada capa de gas (un tercio de la atmósfera de la Tierra) permitirá que el calor se transfiera del lado diurno del planeta al lado nocturno. Esto evitará la congelación del agua en la superficie.

Por otro lado, los expertos consideran que Teegarden B tiene un 60% de posibilidades de tener temperaturas entre 32°F y 122 °F sobre su superficie, mientras que las de Teegarden C serían más frías y se acercarían a las del Marte.

Como resultado, los astrónomos llegaron ala conclusión de que al menos en parte de la superficie de estos exoplanetas puede existir agua líquida, y la baja actividad de la estrella contribuye a la preservación de una atmósfera bastante densa similar a la terrestre.


💬Ver 0 comentarios