Isabel y Víctor comparten recinto con otros cachorros de león en la ciudad sudafricana de Pretoria. Lo único que los diferencia del resto es que estos recién nacidos son los primeros concebidos por inseminación artificial.

El nombre de estos leones es Víctor e Isabel, y a simple vista parecen cachorros normales, son iguales a cualquier felino de su especie, juegan y se relacionan sin ninguna dificultad, pero la diferencia es que estos recién nacidos son los primeros leones concebidos por inseminación artificial.

Estos dos pequeños nacieron el pasado 25 de agosto en la ciudad sudafricana de Pretoria y son producto de un proyecto desarrollado por la veterinaria española Isabel Callealta, quien es estudiante de doctorado de la Universidad de Pretoria, y la encargada de idear todo para que este experimento saliera a la perfección. 

Este proyecto tiene como objetivo que la técnica de inseminación artificial se pueda utilizar para salvar a esta especie y a otros felinos en peligro de extinción, pues este esquema de reproducción permitirá a los criadores simplemente transportar el esperma a las hembras receptivas en lugar de desplazar a los animales adultos, un modelo que se utiliza con la población de elefantes cautivos en América del Norte y Europa

"La industria de cría de leones en cautiverio en Sudáfrica es explotadora y está impulsada por las ganancias. Genera sus ingresos a través de actividades de interacción (cacería de leones y caminatas con leones), trofeos y el comercio de esqueletos de leones, sin contribuir en nada a la conservación de estos animales”, señalan desde la Fundación Born Free

Las cifras revelan que los leones están extintos en 26 países africanos, números que convierten a esta especie en una más en peligro de extinción, según la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), que clasifica al león africano como vulnerable.


💬Ver 0 comentarios