A diferencia de otros virus, para el COVID-19 aún no existen medicamentos ni vacunas. (GFR Media)

Por Edwin Vázquez de Jesús

Ante la confirmación en Puerto Rico de los primeros cinco casos del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad COVID-19, es importante estar preparados, en especial porque el gobierno tiene una capacidad muy limitada para diagnosticar y determinar la extensión de la enfermedad en el país.

El énfasis está en tomar medidas para evitar el contagio. También, es necesario no caer en la histeria e ignorar la desinformación.

La peor manifestación de la enfermedad es una pulmonía letal y en su forma más tenue son síntomas similares a los de un catarro. Las personas con mayor riesgo son las de más de 60 años, personas con condiciones crónicas de salud o inmunocomprometidas. Para complicar las cosas, hay portadores que prácticamente no presentan síntomas, pero pueden transmitir el virus. Su tasa de mortalidad estimada en este momento (y ese número probablemente baje) ronda el 3.4%. O sea, cerca del 97% de la gente que se infecte sobrevivirá.

A diferencia de otros virus, para el COVID-19 todavía no existen medicamentos ni vacunas. Como el virus es nuevo la población, aún no ha desarrollado inmunidad.

¿Qué hacer como individuos?

Evite saludos con besos, apretón de mano y abrazos. Culturalmente es bien difícil, pero el contagio ocurre primordialmente a través del contacto social cercano. No se toque la cara, nariz y ojos. Lávese las manos frecuentemente con agua y jabón. Forme una buena espuma y lávese las manos completamente, incluyendo entre los dedos y las uñas por 20 segundos. Si usa “hand sanitizer” asegúrese de que su contenido de alcohol sea más de 60%.

También, evite tocar superficies públicas. Empuje las puertas con el antebrazo u otra parte que no sean tus manos. Si tiene que tocar la manecilla o superficie parecida, use algún tipo de servilleta y descártela de inmediato. Limpie las superficies con las que entre en contacto frecuente con desinfectante.

No use mascarilla, a menos que esté enfermo. Las mascarillas son para personas infectadas y el personal médico o cuidadores, y la mascarilla tiene que ser tipo N95, que filtran el 95% de las partículas.

Si tiene síntomas, llame al hospital o a su médico y reporte su condición. Siga las instrucciones de los profesionales de la salud. Si le da el coronavirus, tendrá que aislarse de la gente y mascotas por algunos 14 días.

¿Cuál sería el peor escenario en Puerto Rico?

La vida diaria se interrumpiría y se afectaría la economía grandemente. Podrían cerrar escuelas, universidades, comercios y agencias de gobierno. Podrían escasear artículos de primera necesidad.

¿Cómo prepararse en el hogar?

Evite salir de la casa y tenga los siguientes artículos: medicamentos recetados y “over the counter” para varios meses (fiebre, dolor de cabeza, tos, etc.); desinfectantes, como alcohol en líquido y para la limpieza del hogar; toallas desechables de mano y limpieza; y alimentos para -por lo menos- un mes. Aunque el Departamento de Seguridad Nacional (Homeland Security) recomienda alimentos para dos semanas, en Puerto Rico, cualquier interrupción en el transporte marítimo, especialmente en Florida, podría impactar la seguridad alimentaria.

También, tenga agua disponible (aunque no se debería interrumpir el servicio); gasolina, en caso de que se afecte el transporte; y artículos para el cuidado de bebés, niños o envejecientes.

¿Qué más hacer?

Seguir educándose y no promover ideas falsas sobre este virus. Puede acceder las páginas de la Organización Mundial de la Salud y los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades para más información.

El autor es profesor de Microbiología e Inmunología en la Universidad de Puerto Rico (UPR) en Cayey y miembro de la red de Ciencia Puerto Rico.


💬Ver 0 comentarios