El núcleo de hielo recientemente encontrado proviene de un área conocida como Allan Hills (Oregon State University).

Un equipo de investigadores descubrió recientemente una muestra de hielo de dos millones de años de antigüedad en la Antártida, lo que ayudará a recopilar mayores datos de las conexiones entre los gases de efecto invernadero y el clima en tiempos antiguos.

Los científicos encargados del hallazgo, dirigidos por John Higgins y Yuzhen Yan, de la Universidad de Princeton y Andrei Kurbatov de la Universidad de Maine, aseguran que es la primera vez que se puede estudiar un núcleo de hielo tan antiguo.

Y es que, según revela el estudio publicado en la revista Nature, el núcleo de hielo completo más antiguo anteriormente encontrado, proporcionaba datos de hace 800,000 años, por lo que antes de ese periodo, la conexión entre el clima y los niveles de dióxido de carbono no se entendía tan bien.

El núcleo de hielo recientemente encontrado proviene de un área conocida como Allan Hills, que está a unas 80 millas de la estación de investigación antártica de EE.UU. conocida como Estación McMurdo.

Además, en otras ocasiones se han encontrado meteoritos antiguos en la superficie de esta área, lo que lleva a los científicos a creer que podría haber hielo antiguo en esa capa.

Tras los primeros análisis de esta nueva muestra de hielo, los expertos determinaron que los niveles más altos de dióxido de carbono coincidían con los niveles en los periodos cálidos de los tiempos más recientes.

Ahora, el equipo de investigación regresará a Allan Hills en los próximos días para dos meses de trabajo adicional, con el objetivo de recolectar grandes cantidades de hielo y buscar muestras aún más antiguas.

“No sabemos el límite de edad en esta área”, dijo Brook. “Podría ser mucho más viejo en algunos lugares. Es por eso que volvemos. Superar los dos millones de años sería bastante sorprendente”, concluyó.


💬Ver 0 comentarios