El hombre más rico del mundo y jefe de Amazon presenta una cápsula con un objetivo interesante.

"Las cosas grandes comienzan pequeñas”, con esas palabras Jeff Bezos terminó la presentación de Blue Moon, el nombre del módulo de aterrizaje lunar de Blue Origin, y que según el propio Bezos ya tiene unos seis clientes que quieren convertirse en tripulantes espaciales.

Bezos dijo que su compañía Blue Origin enviará una nave robótica del tamaño de una pequeña casa con capacidad para transportar cuatro sondas exploradoras. Utilizará un motor de cohete de nuevo diseño y cohetes mejorados. Le seguirá una versión que podría llevar tripulantes a la Luna más o menos al mismo tiempo que la NASA pretende hacerlo, que es el 2024.

El año pasado, el magnate había anunciado que un boletos para viajar al espacio podrían costar entre $200,000 y $300,000, aunque aún no reveló el costo de viajar hasta el satélite natural de la Tierra. 

“Es hora de regresar a la Luna. Esta vez para quedarse”, dijo un entusiasta Bezos en la presentación. Sin embargo, los investigadores de Blue Origin dieron respuestas contradictorias sobre cuándo sería el alunizaje con personas y sin ellas.

El vicepresidente de la compañía, Clay Mowry, dijo que 2024 no era una meta concreta para una misión con gente y señaló que eso dependía más de la NASA como un posible cliente.

El Blue Moon, una especie de plataforma con una esfera blanca dentro y cuatro patas como de arañas, cuenta con un motor llamado BE-7, diseñado para realizar todas las complicadas maniobras que requiere el alunizaje. Llevan tres años trabajando en el diseño y el motor estaría listo para ser probado este mismo verano.

El fundador de Amazon, propietario también de la empresa espacial Blue Origin, uno de los actores de la efervescente carrera espacial privada, recoge así el guante del vicepresidente Mike Pence, que animó recientemente al sector al marcar el objetivo de mandar de nuevo astronautas a la Luna desde suelo estadounidense antes de 2024, según recuerda un artículo publicado en el diario El País

“Nunca pensé que tendría los recursos para empezar una compañía espacial”, reconoció Bezos en una entrevista concedida a The New York Times, “hasta que gané un billete de lotería llamado Amazon”, dijo. 

Asimismo, el fundador de Amazon busca inspirar a la próxima generación para mantener el desarrollo del espacio.  Bezos anunció la creación del Club for the Future, que se centrará en actividades relacionadas con el espacio para jóvenes en los grados K-12 (educación primaria y high school). Las primeras filas del evento incluyeron a docenas de niños que fueron los miembros inaugurales del nuevo club.

Hasta ahora, Blue Origin ha hecho 11 lanzamientos y espera hacer los primeros viajes al espacio tripulados antes del final de este año.


💬Ver 0 comentarios