Al parecer las declaraciones de Romoser no fueron tomadas con tanta credibilidad por la comunidad científica (NASA).

Hace unos días, una noticia llamó mucho la atención dentro del mundo de la astronomía, luego de que el entomólogo William Romoser, de la Universidad de Ohio, hiciera unas polémicas declaraciones.

Y es que, de acuerdo con el investigador, quien ha pasado años estudiando detenidamente las fotos publicadas por los rovers de Marte, muchas de ellas muestran estructuras sorprendentemente parecidas a insectos fosilizados entre las rocas marcianas.

Por si fuera poco, Romoser también afirmó haber notado insectos que parecen vivos y hasta algunas cosas que parecen serpientes. Este cuerpo de evidencia es, dijo, una buena justificación para investigar más a fondo.

Sin embargo, la propia NASA aclaró estas suposiciones, y lo hizo mediante Alana Johnson, la oficial de Relaciones Públicas de la agencia espacial estadounidense.

"La opinión general colectiva de la gran mayoría de la comunidad científica es que las condiciones actuales en la superficie de Marte no son adecuadas para agua líquida o vida compleja", expresó Johnson, según reveló Fox News.

"Aunque aún no encontramos vida extraterreste, la NASA está explorando el Sistema Solar y más allá para responder varias incógnitas, incluyendo la de si estamos solos en el Universo", agregó.

Al parecer las declaraciones de Romoser no fueron tomadas con tanta credibilidad por la comunidad científica, pues otro investigador que rebatió su hipótesis fue David Maddison, profesor del departamento de biología integrativa de la Universidad del Estado de Oregon.

Para este científico, estas “pruebas” probablemente sean solo un ejemplo de pareidolia, un fenómeno psicológico donde un estímulo vago y aleatorio (habitualmente una imagen) es percibido erróneamente como una forma reconocible y donde se observan patrones en datos aleatorios.

“Yo personalmente tengo pareidolia con respecto a insectos, escarabajosen particular. He trabajado en escarabajos durante décadas; he recolectado miles de escarabajos en todo el mundo. A través de los años, he incorporado a mi cerebro un sistema de reconocimiento de patrones para seleccionar escarabajos”, aseguró Maddison.

No creo que haya insectos en Marte. Las fotografías que se encuentran en ese comunicado de prensa que envió no son del todo convincentes, ya que caen dentro del rango esperado de millones de objetos no insectos fotografiados en baja resolución en el paisaje marciano. Como se ha dicho, ‘las afirmaciones extraordinarias requieren evidencia extraordinaria’ y esas imágenes son mucho, mucho menos que extraordinarias”, añadió.


💬Ver 0 comentarios