Asteroides (horizontal-x3)
La Tierra recibe a diario miles de impactos ocasionados por rocas espaciales, aunque su tamaño no represente un peligro para el ser humano. (Fuente / NASA)

El hecho de que un asteroide pueda ser una amenaza que atente con la vida en la Tierra es preocupante, y aunque las probabilidades de que esto suceda nuevamente son muy bajas, los especialistas en la materia ya tienen un plan para poder evitarlo.

A través de una serie de estudios e investigaciones sobre el comportamiento de los asteroides que transitan “cerca” de la órbita terrestre, la NASA dio a conocer que ya está tomando medidas al respecto, y decidió publicar sus planes para detectar y desviar un objeto espacial potencialmente peligroso.

Será durante los próximos años cuando la agencia espacial defina y diseñe todas las formas posibles de destruir un asteroide potencialmente peligroso y que pueda dirigirse hacia nuestro planeta.

El informe, titulado “Estrategia y plan de acción nacional para la preparación de objetos cercanos a la Tierra”, fue elaborado en conjunto con la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) y fue publicado por La Oficina de Política de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca.

El reporte, que informa de manera detallada cómo los organismos trabajarán para detectar y destruir asteroides antes de que estos puedan golpear nuestro planeta, también recoge el protocolo de actuación a seguir en caso de que se produjera un impacto.

De acuerdo a la NASA, existen tres técnicas que podrían usarse dependiendo del tamaño de la roca espacial y la cantidad de tiempo que tengamos desde el primer aviso:

El primero es un tractor de gravedad, que es una nave espacial de gran dimensión que se acerque al asteroide para que su gravedad pueda atraerlo y lo pueda sacar de curso.

El segundo es el de utilizar un golpeador cinético, el cual consiste en estrellar literlamente una nave espacial en el asteroide para cambiar su velocidad y órbita. Se tiene planeado que este método sea probado en la misión Double Asteroid Redirection Test (DART) programada para el verano de 2021.

Finalmente, y tal vez como último recurso, se podría utilizar un dispositivo nuclear contra un asteroide entrante que lo pueda destruir en pedazos y así las pequeñas rocas se quemen en la atmósfera de la Tierra.

Por lo pronto, la NASA trabaja con telescopios terrestres en todo el mundo para detectar y rastrear objetos cercanos a la Tierra.

Esa información se envía a la red internacional de alerta de asteroides y a la Oficinade Asuntos del Espacio Ultraterrestre de las Naciones Unidas (UNOOSA), que puede advertir a los países sobre el inminente impacto de los asteroides.


💬Ver 0 comentarios